Comenzar la adaptación de perros y gatos durante el embarazo

Ayer realizamos un directo junto a Carla, mama de un niño de seis meses y de dos perros, en el que comentamos algunos aspectos a tener en cuenta para preparar a nuestros perros y gatos para la llegada del bebe a casa y otras dudas que fueron surgiendo. Hoy, os voy a hablar de los cambios que podemos hacer durante el embarazo para ayudar a nuestros perros y gatos a llevar un poco mejor la adaptación.

Cambios durante el embarazo

La llegada de un bebe a una casa es sin duda una experiencia maravillosa, pero también supone muchos cambios para todos los que conviven en ella. Las mascotas no son una excepción, más en el caso de los gatos que son muy reacios a los cambios, por lo que si queremos que nuestro compañero peludo y el nuevo miembro de la familia se conviertan en los mejores amigos no estará de más de seguir una serie de pasos.

Los perros suelen adaptarse mejor a las nuevas rutinas, pero en su caso también es mejor introducirlas antes de que llegue el bebe para que no asocien estos cambios con el pequeño.

En primero lugar, si queremos modificar alguna zona de la casa lo ideal es hacerlo al menos un par de meses antes de la llegada del bebe. De esta forma nuestros perros y gatos se podrán ir habituando a la nueva distribución. Además, si vamos a realizar algún cambio en la situación de los areneros, comederos u otros accesorios también conviene hacerlo con antelación para que se vayan acostumbrando.

Debemos tener en cuenta que, cuando el bebe nazca, tal vez debamos alterar nuestras rutinas: cambiar el horario de los paseos, madrugar más, tumbarnos en el sofá (si nos deja…) más tarde, etc. Lo ideal es ir haciendo estas modificaciones poco a poco durante el embarazo para que nuestros perros y gatos se vayan acostumbrando a ellas.

En nuestro caso no ocurre, pero si tú deseas cambiar algún hábito en casa como que no suban a camas y sofás (en el caso de perros) o que no entren a la habitación donde estará el bebe, te recomiendo que empieces cuanto antes y de forma positiva a trabajar en esos cambios.

Tomatelo con calma y disfruta junto a tu compañero de cuatro patas

Te he dejado unos pequeños consejos que te facilitarán un poco más las cosa pero lo más importante de todo es que te tomes las cosas con calma y dejes a tu perro o gato ser parte del embarazo y la llegada del bebe con total normalidad.

Los cambios en casa y en tu cuerpo, que ellos pueden detectar incluso antes de que nosotros sepamos del embarazo, en ocasiones pueden ser estresantes para ellos porque saben que algo ocurre pero tú eres el que mejor conoce a tu animal por lo que serás el primero en notar cualquier modificación en su comportamiento.

Ante cualquier cambio, el establecer unas rutinas de paseos y un rato al día para dedicarle a jugar con él, a cepillarle, practicar trucos o cualquier actividad que podáis compartir los dos juntos os ayudará muchísimo. No hace falta que sean dos horas, basta con que sea un ratito al día y que intentemos hacerlo cada día más o menos a la misma hora.

Además, en el caso de que tengas cualquier duda, puedes consultar con un profesional que te ayudará a entender mejor a tu peludo y poder ayudarle a relajarse e ir aceptando los cambios de forma equilibrada y relajada.

Recuerda que si quieres contarnos tu experiencia en el embarazo o cuando tu bebe llegó y como se lo tomaron tus peludos, puedes hacerlo en el email info@luccalaloca.es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *