La pirotecnia, un peligro para perros, aves y personas

Acabamos de ver en varios medios la noticia del lanzamiento de un medicamento que, según anunciaba el titular de La Vanguardia, ”acaba con el miedo de los perros a los fuegos artificiales”.

En primer lugar, cabe destacar que el medicamento al que hacen referencia se lleva comercializando ya un tiempo. Por otra parte, el miedo no es una enfermedad y, por tanto, no puede ser eliminado con un simple medicamento.

Dexmedetomidina

Este ”nuevo” medicamento, llamado Dexmedetomidina, es un gel oral que tiene efectos sedantes y analgésicos. Por lo tanto lo que hace no es eliminar ese miedo, si no sedar a nuestro perro para evitar los efectos que el miedo le provoca: temblores, jadeos, etc.

Al tratarse de medicación, debe ser recomendado por un veterinario y puede tener efectos secundarios para el perro como incontinencia urinaria, somnolencia o vómitos entre otros. Además, está contraindicado para ciertos perros como por ejemplo los que tengan problemas renales o cardíacos.

Nuestra opinión

El miedo a los cohetes no se soluciona sedando a nuestra mascota, si no trabajando con ella. Podemos ayudarnos de algún relajante, pero siempre será mejor optar por remedios naturales y no por medicamentos.

Anteriormente ya os hemos hablado de las medidas que hay que tomar para ayudar a nuestro perro a superar el miedo a los ruidos, pero debemos tener en cuenta que es un proceso muy lento y que requerirá de mucha paciencia.

Además, es probable que tenga recaídas si se enfrenta a los ruidos en un momento inesperado. Este riesgo es elevado si nos encontramos en un país como España en el que no hay prácticamente regulación sobre el uso de pirotecnia y puede que lancen un cohete o petardo a nuestro lado en cualquier lugar y a cualquier hora.

Hace falta una regulación ya, el año pasado veíamos como un perro de Asociación 8 vidas fallecía en Noche Vieja por culpa de los cohetes y este es solo uno de los muchos casos que podemos encontrar. Además, los cohetes afectan también a personas con discapacidad y a las aves, os dejamos los testimonios de dos expertos en el tema que nos hablan de ello.

El efecto de los cohetes en personas con discapacidad

Blanca Rico Altuzarra

Licenciada en trabajo social

Respecto al tema de la pirotecnia y para ser sincera, yo no era consciente del daño que puede hacer hasta que una noche vieja vi a mis perros temblando de terror, no respondían a mis llamadas, sólo se escondían en un rincón y temblaban.

Después de trabajar con niños y con personas con discapacidad me di cuenta de que no sólo nuestras mascotas son las grandes perjudicadas por los petardos o los cohetes. Los niños con cierto tipo de discapacidad también se ven afectados. Hablamos de los peques con espectro autista donde no encuentran lugar en la casa donde se sientan seguros, porque los cohetes se escuchan desde todos los lados.

Para quienes no lo sepáis, una de las características de este trastorno son los déficits sensoriales: sus oídos son más sensibles de lo normal (hipersensibilidad sensorial). Esto provoca que oigan los estruendos de forma más fuerte e intensa, lo que implica que el pequeño se tape fuertemente la cara, entre en crisis e incluso acabe por autolesionarse.

No es la primera vez que los padres de estos niños piden que se prohíba la pirotecnia, como fue el  caso de Ezequiel, en el que su padre pidió, vía change.org, la prohibición de su uso. https://www.change.org/p/elias-de-perez-silvia-beatriz-la-tortura-de-la-pirotecnia/share?just_signed=true

Digamos que el papá de Ezequiel está cansado de que cada vez que se escuche un petardo o cohete su hijo tenga ataques de pánico.

Una situación similar es lo que ocurre con los niños y adultos con parálisis cerebral. Encontrarse sometidos a constantes petardos o cohetes hace que sus músculos se contraigan y experimentes fuertes espasmos musculares.

Estas son sólo unas pocas razones para prohibir el uso de la pirotecnia, si a ello se sumamos la contaminación medioambiental, los casos de personas con pérdida de audición, amputación de miembros, quemaduras…por petardos, los riesgos para nuestras mascotas, sus repercusiones en los bebés sumas MUCHAS RAZONES para pararlo.

Los efectos de la pirotecnia en pequeños animales: Aves

María Lahoz Buendía,

Colaboradora en APAET

La pirotecnia es una práctica muy popular en nuestra sociedad. Tiene un arraigo muy profundo en la mayoría de nuestras fiestas, pero son muy poco conocidos los efectos tan devastadores que producen en las aves, tanto domésticas como las que habitan en la ciudad.

Las aves, los conejos y otros pequeños animales, suelen tener un número de pulsaciones por minuto mucho mayor que las personas y que, por ejemplo, los perros, por lo que la muerte se produce en éstos en mucha mayor proporción.

ESPECIE                     PULSACIONES POR MINUTO

Bovinos                     60 – 80

Equinos                     28 – 40

Caninos                     60 – 120

Conejos                     110 – 130

Cerdos                       60 – 80

Aves                          120 – 300

Ovicaprinos               60 – 80

Humanos                   60 – 80

En el caso de las aves caseras hay que añadir el peligro de que los animales entren en pánico dentro de las jaulas y se golpeen contra los barrotes pudiendo herirse gravemente o incluso morir. Con mayor motivo si es por la noche puesto que su visión nocturna es muy reducida, ya que ellos están preparados para huir hacia donde sea chocando con todo lo que puedan encontrar en su camino (ventanas, paredes etc.).

Los pájaros que viven en nuestras ciudades, sufren aún más teniendo en cuenta que están mucho más expuestos a los ruidos o a ser alcanzados directamente por las detonaciones. Los pollos caen de los nidos, los adultos que sobreviven, también pueden chocar, caer desorientados, perder la vida en la caída o ser atropellados.

Los ayuntamientos saben que el día después de una fiesta de este tipo, encuentran un número muy elevado de pájaros muertos en las calles. También las clínicas veterinarias reciben un número mucho mayor de visitas de urgencia por accidentes y muertes repentinas.

Pero no todo acaba aquí, las secuelas que dejan que dejan en loros estos momentos de estrés no termina con el fin de las fiestas, muy al contrario, estos animales tan inteligentes y sensibles arrastran comportamientos que muchas veces se mantienen de por vida, como arrancarse las plumas, desconfianza, agresividad, miedo…

Tampoco termina la devastación para las aves no domésticas, puesto que la contaminación que dejan los fuegos artificiales no es algo liviano. Producen varios tipos de contaminantes, como el perclorato de sodio, metales pesados y aerosoles sólidos. Los metales pesados son mortales para las aves o para cualquier animal que los ingiera. El bario, por poner un ejemplo, que es el que da color verde, contiene isótopos radiactivos

El perclorato de sodio afecta a las vías respiratorias y puede afectar al tiroides. Se ha visto que los niveles de perclorato de las zonas de agua cercanas a lugares de uso de pirotecnia son entre 20 y 1000 veces mas elevados de lo normal, lo que produce grandes daños en los ecosistemas.

Creo que no hacen falta muchos mas motivos para revisar las normativas sobre el uso de este tipo de explosivos. En España no se habla en la normativa regulada por el Real Decreto 563/2010 nada sobre los contaminantes emitidos a la atmósfera y que acaban cayendo sobre nosotros, en nuestros ríos, en nuestros parques etc.

Os dejo un artículo muy interesante al respecto de El País.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *