Descubre cuáles son los accidentes más habituales de nuestros gatos

Los gatos son animales muy curiosos y eso los puede llevar a hacerse daño con objetos de casa que nunca hubiésemos esperado. Hoy vamos a ver los accidentes más comunes que suelen sufrir y las medidas de protección que debemos tomar para evitarlos.

Los accidentes más comunes dentro de casa

El gato paracaidista

Hace tiempo dedicamos un artículo en exclusiva a este tema porque falta mucha concienciación al respecto. Los gatos se caen de las ventanas y balcones, es algo que pasa continuamente y en las consultas veterinarias tiene incluso un nombre: »El síndrome del gato paracaidista»

Con este nombre engloban todas las lesiones habituales que suelen sufrir los gatos cuando se caen desde la ventana de su casa. La prevención es sencilla: redes de protección o no dejar acceso a nuestro gato a la ventana abierta.

Radiadores

radiador protegido

En invierno muchos gatos buscan el calor del radiador para echarse una buena siesta pero esto puede ser peligroso. Los huecos entre las piezas del radiador en algunos modelos tienen espacio suficiente para que nuestro gato meta un dedo y se quede enganchado.

Al verse atrapado suelen hacer aún mas fuerza para soltarse llevando a ocasionar dislocaciones o roturas de huesos. Para evitarlo podemos cubrir el radiador de alguna forma o emplear este remedio casero hecho con un perfil de Leroy Merlin.

Cables

Los cables suelen atraer a nuestros gatos como si de un juguete se tratase, pero debemos tener mucho cuidado con ellos porque pueden enredarse o morderlos recibiendo una pequeña descarga.

Para evitar sustos lo mejor es dejarlos desconectados y guardados cuando no estamos utilizándolos o cubriros con alguna regleta de tal forma que nuestro gato no tenga acceso a ellos.

Placa vitrocerámica

La encimera de la cocina es un lugar muy interesante para nuestro gato, nunca saben cuando pueden encontrar algo suculento en la misma. Por eso es muy importante tener precaución con la placa vitrocerámica para que no se quemen si la pisan cuando está caliente.

Aunque tu gato no suela subir, nunca sabemos cuando lo hará por primera vez así que extremaremos precauciones. Si está caliente dejaremos la cocina cerrada o supervisaremos la zona y, una vez fría, os recomiendo dejarla bloqueada y a poder ser con un cobertor para que no puedan encenderla de forma accidental.

Objetos delicados

Si en nuestra casa vive un gato lo ideal es que retiremos todos aquellos adornos que se pueden romper o los coloquemos en lugares a los que el gato no pueda acceder, como una vitrina cerrada.

En ocasiones los tiran a propósito, jugando con ellos, y en otras puede ser un accidente. Zelda es más cuidadosa, pero Link que corre como un loco por toda la casa suele acabar tirando alguna cosa al suelo.

Si en una de esas carreras topan con un objeto delicado, de cristal o similares, pueden tirarlo y al romperse hacerse daño.

Caídas

gato acicalándose

Como ya hemos comentado en el apartado del gato paracaidista, nuestros gatos se caen y no siempre de pie pese a la creencia popular. Si están empeñados en subir a ciertas alturas, lo seguirán haciendo por complicado que sea y esto puede acarrear al final alguna caida o golpe.

Para evitarlo, lo mejor es que coloquemos algún »escalón intermedio» para facilitar la subida y la bajada a los lugares favoritos de nuestro gato si estos tienen difícil acceso.

Peleas entre gatos

Aunque nuestros gatos se lleven bien, en ocasiones pueden llegar a pelearse por diversos motivos como la alta intensidad del juego o agresividad redirigida (Se asustan o alteran por otra cosa y lo pagan con el que tienen al lado). Lo ideal es que reduzcamos el riesgo de lesiones fuertes como arañazos en los ojos o en otras zonas manteniendo las uñas de nuestro gato no demasiado largas.

Este problema es más habitual en gatos con acceso al exterior que pueden tener peleas territoriales con otros gatos y llegar a casa con magulladuras por las mismas.

Enganchones de uña

gato naranja

Las uñas de nuestros gatos les pueden hacer pasar un mal rato si se quedan enganchados en alguna superficie. Suelen ponerse muy nerviosos y tirar como locos hasta que se sueltan pero esto puede conllevar que se arranquen la uña o incluso que sufran alguna lesión en los dedos o la pata.

Lo ideal es que retiremos aquellas superficies en las que nuestro gato suela engancharse o las cubramos con algo y que, volviendo a la solución de antes, les hagamos la paticura. Las uñas de nuestro gato están formadas por varias capas y mediante el rascado van arrancando esas capas dejando paso a las nuevas que suelen ser bastante afiladas.

Hay gatos que se las mueden o que las desgastan en el rascado y tal vez no necesiten un corte, pero en la mayoría de los casos necesitarán que lo hagamos nosotros. ¡Recuerda! Nunca desungulación (Que además esta prohibida) solo recortar un poco con el corta uñas especial para gatos.

Ingestión de objetos

Hay gatos que tienen a comerse todo lo que pillan, puede ser algo puntual que ocurra jugando o pensando que es un trozo de comida o se puede tratar del trastorno del comportamiento llamado PICA. Este último consiste en el lamido excesivo, masticación e ingestión de objetos que no son comestibles como telas, hilos, plásticos…

Es importante dejar fuera de su alcance aquellos objetos que pueda ingerir como plásticos pequeños, hilos… Porque si llega a tragarlos puede ocasionar graves problemas en su sistema digestivo pudiendo hacer que deba ser operado o incluso que fallezca si no se detecta a tiempo.

Extrememos precauciones

La mayoría de los problemas mencionados anteriormente se pueden evitar tomando unas pequeñas medidas de prevención en casa y nos ahorraremos un susto que puede tener consecuencias muy graves.

Además en la situación actual es aun más importante la prevención porque, aunque nuestros veterinarios siguen al pie del cañón, debemos evitar las visitas a la consulta para reducir los riesgos de contagio.

Ten en cuenta también que, si a tu gato le ocurre algo, no podrás acompañarlo en la consulta como hacíamos anteriormente (salvo en casos excepcionales) por lo que tendrá que estar solo.

¿Vuestros gatos han tenido algún accidente de este tipo? Zelda se enganchó de pequeña con el radiador y, desde entonces, tenemos todos cubiertos o con protecciones para evitar que se repita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *