¿Qué hacer con tu gato en vacaciones?

Los que convivimos con mascotas sabemos las dudas que se nos plantean cuando llega la temporada de vacaciones ¿Viajamos con ellos? ¿Los dejamos en casa? ¿Y quién se ocupará de ellos?

En el caso de los perros podemos plantearnos la opción de llevarlos con nosotros, ya que cada vez más sitios aceptan mascotas. También podemos optar por que se quede con un familiar o en una residencia canina, pero en el caso de los gatos la cosa se complica un poco más.

¿Cuales son las opciones que tenemos?

Los gatos suelen ser reacios a los cambios, aunque esto depende del carácter de nuestro pequeño felino. Hoy vamos a hablar de las distintas opciones que hay pero cada animal es un mundo y la elección por una u otra depende de la que se adapte mejor a nuestro gato:

  • Que un familiar o amigo se venga a nuestra casa: Lo ideal para que nuestro gato esté bien atendido es que alguien de confianza y conocido por el gato se vaya esos días a nuestra casa. De esta forma, a parte de cubrir sus necesidades básicas, tendrá compañía.
  • Qué un familiar o amigo pase por casa a cuidarlo: La primera opción es más complicada, pero tal vez tengamos a alguien a quien nuestros gatos ya conozcan que pueda pasar todos los días o cada dos días a ver como están, limpiar arenero, cambiar agua, echar comida y pasar un ratito con ellos.
  • Guardería a domicilio: Esta opción puede ser tan buena como la anterior si nuestros gatos ya conocen a su CatSitter. A veces no es fácil dar con una persona de confianza a la que dejar las llaves de nuestra casa y, sobre todo, el cuidado de nuestros gatos; pero podemos ayudarnos de gente conocida o de internet para que nos recomienden buenas opciones. Si vives en La Rioja y estás buscando este servicio te recomiendo que cuentes con Rosa, de Perrygatos, que además de tratarlos de maravilla es toda una experta en comportamiento felino y sabrá como actuar aunque tu gato sea un poco especial.
  • Llevarlo a casa de un familiar: Mover a nuestro gato de casa puede resultar muy estresante para él a no ser que esté acostumbrado. Si suele acompañarnos a casa de algún amigo o familiar este puede ser un buen sitio donde dejarlo, pero si no, es mejor dejarlo en casa y que pasen a verle.
  • Llevarlo a una residencia: Esta es nuestra última opción porque, no solo es un sitio extraño, si no que además habrá otros gatos a los que se deberá adaptar.

También podemos plantearnos llevarlo con nosotros, pero esto depende del tiempo que vayamos a pasar fuera y de si nuestro gato esta acostumbrado a los viajes. Si nos vamos por un periodo corto de tiempo (15 días o menos) y tu gato no suele viajar no te lo recomiendo porque puede afectarle el viaje y para cuando se adapte a la casa os tendréis que ir.

Si el periodo es más largo o vuestro gato está acostumbrado a viajar, puede ser una forma muy divertida para todos de pasar las vacaciones y cambiar de aires.

Por desgracia, la época vacacional es en la que se registran un mayor número de abandonos. Muchos de esos animales han llegado a casa en Navidades y, cuando llega el momento de pensar que hacer con ellos mientras la familia viaja, deciden abandonarlos. Esto no es una opción y, antes de adoptar, siempre hay que plantearse la responsabilidad que conlleva tener un perro o gato y, entre otras cosas, que haremos con el si tenemos que viajar y no podemos llevarlo con nosotros.

Y vosotros ¿Qué hacéis con vuestros peques en vacaciones? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *