La desparasitación interna

Importancia de la prevención

En un post anterior os hablábamos de los parásitos externos, fácilmente detectables si cepillamos a nuestro perro a menudo. Sin embargo, no debemos olvidarnos de los parásitos internos.

photo_2016-01-25_09-53-59Éstos son mucho más difíciles de detectar ya que no se encuentran a simple vista. Por ello, es importante que sigamos las pautas de prevención que nos indique nuestro veterinario.

La mayoría de los parásitos no son visibles al ojo humano, por lo que hasta que el la infestación esté avanzada y nuestro perro empiece a mostrar los síntomas (vómitos, diarreas, falta de apetito, perdida de peso, pelo sin brillo o decaimiento) no notaremos nada.

Estos parásitos pueden tener graves consecuencias para nuestras mascotas al dañar los tejidos, provocando obstrucciones intestinales e infecciones e incluso, en casos muy graves, la muerte del animal.

Además, alguno de estos parásitos puede afectar también a nuestra salud en caso de trasmisión, lo cual es más fácil que ocurra si hay niños en casa ya que éstos suelen jugar en el suelo.

Por ello es muy importante la prevención, suele bastar con suministrar cada tres meses la medicación que nos indique nuestro veterinario, y nuestro perro o gato estará protegido frente a este tipo de parásitos.

Nuestra experiencia

Nosotros llevamos una rutina de desparasitación cada tres meses desde que Eddie era joven, y con Lucca y Zelda hemos seguido la misma pauta.

photo_2016-01-25_09-54-06Lucca y Eddie nunca han mostrado síntomas de la existencia de parásitos. Sin embargo,  cuando acogimos a Zelda tuvimos que seguir un programa de desparasitación durante algún tiempo ya que llegó de la calle con bastantes parásitos.

En un primer momento, como era muy pequeña, tuvimos que optar por un antiparasitario más suave. Posteriormente, como aún seguían apareciendo parásitos en los análisis, tuvimos que darle una pastilla un poco más fuerte con la que consiguió eliminarlos del todo.

Aún así, dos meses después, detectamos que volvía a tener parásitos cuando vomitó una ”lombriz”. No sabemos muy bien si puede ser que alguno se hubiera mantenido en su organismo o si los cogió después.

¿Cómo puede ser que los haya cogido sin salir de casa? De muchas formas: puede que Lucca se los haya transmitido, que hayamos pisado algún excremento de perro en nuestros paseos y los hayamos llevado a casa, a través de pulgas o piojos, etc.

Si tienes cualquier duda al respecto o crees que tu perro puede tener parásitos no dudes en consultar con tu veterinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *