La importancia del consumo de agua en el gato

Para estar bien hidratado un gato debe beber en torno a unos 45ml o 50ml de agua por kg de peso la día, es decir, Zelda que pesa 4kg debe beber unos 200ml. Si nuestro gato no consume el agua necesaria, puede llegar a causarle problemas urinarios.

FLUTD

El FLUTD, o enfermedad del tracto urinario inferior, engloba todas aquellos problemas que afectan a la uretra y/o a la vejiga urinaria de los gatos (Cristales y cálculos de estruvita u oxalato, Tapones uretrales, cistitis Idiopatica Felina (CIF), infección de orina, etc.).

Si queremos detectar el FLUTD a tiempo debemos conocer los síntomas y controlar si nuestro gato orina de forma adecuada. En el caso de sufrir algún trastorno urinario podremos notar lo siguiente:

  • Orinar fuera del arenero
  • Sangre en la orina
  • Intentos de orinar sin éxito
  • Menor cantidad de orina
  • Más visitas al arenero pero con menor cantidad de orina
  • Quejidos al orinar
  • Nuestro gato esta agresivo o nervioso

En el caso de notar cualquiera de estos síntomas conviene que acudas a tu veterinario a una revisión ya que si existe un problema urinario puede complicarse causando serios problemas de salud a nuestro gato e incluso la muerte.

El FLUTD tiene muchas posibles causas y, aunque algunas no podamos controlarlas, como las infecciones, hay otras muchas que si, como el sobrepeso, la mala alimentación o el consumo limitado de agua.

En este caso nos vamos a centrar en como hacer que nuestro gato beba más agua.

¿Cómo hacer que mi gato beba más agua?

Lo primero que debemos saber es que los gatos son muy especiales a la hora de aceptar el agua, esta debe estar fresca, limpia y no debe llevar mucho tiempo en el bebedero. Partiendo de esto podemos tomar ciertas medidas para incitar a nuestro gato a beber agua:

  1. El bebedero adecuado: Es conveniente evitar los bebederos de plástico ya que se ha comprobado que en algunos casos causa alteraciones en la piel como alergias o acné felino. Además, conviene elegir un comedero que se limpie fácil, por lo que las elecciones ideales suelen ser cerámica y ácero inoxidable. En el primer caso hay que tener cuidado de que nuestro gato no puedo tirarlo y romperlo. El bebedero debe ser suficientemente ancho como para que los bigotes de nuestro gato no rocen los bordes ya que son muy sensibles y esto les molesta.
  2. Situación del bebedero: A los gatos no les suele gustar que el bebedero se sitúe cerca de los areneros ni de la zona de descanso y, en algunas ocasiones, también lo aceptan mejor si está un poco alejado de la comida.
  3. Mantener el agua limpia y fresca: Lo ideal es cambiar el agua de nuestro gato al menos una vez al día. Además, en épocas calurosas podemos añadir un par de hielos para que se mantenga el frescor o, si nuestro gato decide jugar con ellos, optar por un bebedero que mantenga el agua fría.
  4. Fuentes de agua: Habrás comprobado que, aunque tu gato odie los baños, le encanta acercarse a beber al grifo y a la ducha. Ese agua está en constante movimiento y limpia, lo que hace que se vean atraídos. Por eso un sustituto perfecto (no podemos tener el grifo todo el día funcionando…) son las fuentes para gatos.
  5. Comida húmeda: Aunque estamos acostumbrados a alimentar a nuestros perros y gatos exclusivamente con pienso, el combinarlo con comida húmeda de calidad es una opción muy interesante para aumentar la humedad en la comida de nuestro gato.

Nuestra experiencia

Con Zelda nunca hemos tenido problema para que beba agua porque solíamos cambiar el agua de los bebederos 3 veces al día, pero esto era un poco coñazo la verdad. Además, cuando nos ausentamos el fin de semana, está dos días con el mismo agua y, aunque dejamos varios recipientes a su disposición, nos preocupaba que los rechazase.

Por eso nos decidimos a utilizar un bebedero que mantiene el agua fresca y una fuente para gatos y ambos han sido un éxito rotundo.

Desde que la fuente está en casa Zelda no suele utilizar ningún otro bebedero. Nosotros nos decantamos por la fuente Flower de Catit porque nos hablaron muy bien de ella en la última reunión de Catlovers y no podemos hacer otra cosa que recomendarla.

Tiene tres posiciones de salida del agua que podemos ir cambiando, lo que hace que nuestro gato no se aburra y siempre llame su atención. Además, tiene capacidad para 3 litros y lleva un filtro que suaviza el agua del grifo y a la vez elimina los residuos (pelos, polvo, suciedad…)

Además, cuando vamos a estar fuera mucho tiempo dejamos también el bebedero refrigerante. Este consta de tres partes: las tapas superior e inferior y una pieza interna que se puede congelar y es la que mantiene el agua fresca. La pega que tiene este comedero es su tamaño ya que es para perros, pero a Zelda no le importa y lo suele utilizar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *