La ropa para perros ¿realmente necesaria o una tendencia más?

Las calles se están convirtiendo en una pasarela de moda canina y las tiendas se están llenando de complementos y ropa para nuestras mascotas. Cada día, aparecen nuevas marcas de diseño de ropa para perros que ofrecen modelos de todo tipo. Ahora es cuando surge la duda ¿La ropa para perros es realmente necesaria o se trata simplemente de una tendencia más? Al igual que ocurre con todo, depende de cada animal.

¿Necesitan ropa los perros?

Hace unos años, no tantos como puede parecer, nuestros compañeros cánidos estaban acostumbrados a vivir en la calle. Cada primavera y cada otoño, con los cambios de luz y temperatura, realizaban su muda de pelo y cambiaban el tipo de manto a uno más fino en verano, o más espeso y duro en invierno.

Mucha gente opina que los perros no necesitan ropa; otros utilizan ropa para su mascota durante todo el año. ¿Qué opinamos nosotros? Pues que ni blanco ni negro, mejor gris.

Hay que dejar claro que la ropa debe usarse solo en caso de necesidad. Nuestras mascotas no son un complemento de moda y no debemos tratarlos como tal. Si nuestro perro, por los motivos que vamos a explicar a continuación, necesita llevar abrigo adelante, pero si no no le hagamos pasar por el mal trago de algo que no es natural para él.

¿Cuándo se necesitará la ropa de abrigo?

Hay perros, como el husky o el samoyedo, que aguantarán perfectamente las bajas temperaturas invernales ya que su pelaje y su grasa corporal están preparados para ello. Asimismo, hay otros perros que se adaptan muy bien a los cambios de temperatura y no necesitarán ningún tipo de ayuda para superar el invierno.

Sin embargo, algunos perros que viven en casa a una temperatura constante, mudan su pelo durante todo el año sin llegar a realizar un cambio real. Estos perros, así como los ancianos y cachorros, agradecerán la ropa de abrigo. No somos partidarios de vestir a nuestra mascota de forma innecesaria, pero tampoco de hacerle sufrir uno o varios catarros cada invierno por considerar que la ropa es una tontería.

Por otra parte, existen actualmente en el mercado otros accesorios que fuera de ser una ”moda” si se utilizan correctamente pueden ser una gran ayuda para proteger a nuestros peludos como las botas de neopreno para la nieve (que ayudan a evitar quemaduras en sus patas) o los chalecos o bandanas refrescantes (que ayudan a evitar los golpes de calor).

¿Qué tipo de ropa elegir?

Esta respuesta es fácil y sencilla: la que le resulte cómoda a nuestro perro. No pasa nada por colocar una bandana o una pajarita a nuestro perro siempre que él se sienta cómodo con ello, pero sobre todo en la ropa debemos buscar aquella que no le limite al moverse ni le incomode.

Si agradece la ropa en invierno, en el mercado podemos encontrar muchísimas tiendas con gran variedad de prendas para nuestros peludos. Aunque podemos elegir un modelo que nos guste, debemos pensar ante todo en la comodidad de nuestra mascota. Hay muchos perros que utilizan las tallas estándar y será más fácil comprar online pero, si la fisionomía de vuestro perro no se asemeja a los estándares del mercado, os recomendamos que compréis la ropa en una tienda física o hecha a medida.

Para los días de frío lo más cómodo son las sudaderas o camisetas, mientras que en los días de lluvia convendrá utilizar una prenda impermeable que evite que nuestro perro se vea afectado por la humedad.

Nuestra experiencia

En el caso de Eddie, hasta que no fue un perro senior no necesitó ningún tipo de ropa pero a partir de los 12 años comenzó a agradecer en los meses de invierno un jersey cómodo en los paseos ya que los cambios de temperatura le afectaban mucho más. Optábamos siempre por opciones elásticas que fuesen fáciles de colocar y que le permitiesen moverse sin ningún problema ¡Y menudo cambio notamos! Pasó de salir tiritando a los paseos y sin ganas a disfrutar de ellos mucho más cómodo.

En el caso de Lucca sin embargo, hemos optado por abrigarla desde joven debido a su predisposición a acatarrarse: día que bajan las temperaturas y damos un paseo largo o que pasea empapada… al día siguiente acabábamos en el veterinario. Optamos por sudaderas elásticas cuando las temperaturas son bajas que le permiten moverse sin problema y se lavan fácilmente (algo importante ya que cuando las utilizamos es cuando vamos a estar bastante tiempo a la intemperie y siempre acaban rebozadas en barro) y una capa impermeable cómoda para cuando llueve mucho (cuando son cuatro gotas salimos sin nada y luego pasamos por toalla y secador al llegar a casa).

Y vuestros perros ¿Cómo llevan las bajas temperaturas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *