Las aventuras de Lucca la loca, bienvenida a casa.

Como muchos ya sabéis, Lucca viene de tierras Malagueñas. Una amiga la encontró en Tiendanimal donde llevaba varias semanas buscando adopción pero, al no ser un cachorro ni de una raza concreta, nadie se fijaba en ella. Los empleados se portaron muy bien, se la llevaban a casa en las horas de cierre y la sacaban de paseo.

Problemas en su primera casa

Mi amiga no pudo resistirse a su mirada y decidió llevársela a casa hasta encontrarle algo definitivo. Su otro perro, Porto, un labrador rescatado hacia ya unos años en la perrera, no estaba muy de acuerdo. Esa bola de pelo que acababa de entrar en su casa le estaba robando sus juguetes, su comida y, lo que es más importante, su trono de rey de la casa.

Así que se dedicó a hacerle la vida imposible y mostrar a sus dueños que él no estaba de acuerdo con su decisión. Zulema le cogió mucho cariño, pero viendo la reacción del abuelo gruñón de la casa entendió que necesitaba buscar otra casa para Lucca, que por aquel entonces se llamaba Pelusa.

A nosotros tampoco nos costó mucho decidirnos, en cuanto nos paso las fotos nos enamoramos de ella. Lo comentamos con el resto de la familia para ver si estaban de acuerdo y, pese a los gruñidos de mi padre, la decisión fue aceptada por todos. Al fin y al cabo iba a ser responsabilidad mía.

Su llegada a casa

Después de muchos tramites y horas de teléfono para buscar una forma de traerla de Málaga a La Rioja con los papeles en regla, el 14 de febrero de 2014 Lucca por fin llego a casa. Me dieron una sorpresa apareciendo con ella un día antes de lo esperado.

Viendo ahora las fotos de entonces me doy cuenta de lo despeluchada que estaba, influía un poco los trasquilones que mi amiga le pegó con la tijera, pero a mi me parecía la perrita más guapa del mundo.

¡Y con su llegada empezó toda una aventura!

Lo primero que hicimos fueron las presentaciones con Eddie, el perro de la familia. Es muy importante realizar esta rutina con cuidado antes de introducir a un nuevo animal en casa si no queremos tener problemas entre ellos (como le paso a Zulema con Porto y Lucca). Si tienes pensado adoptar un nuevo miembro peludo para tu familia no dudes en consultar con un adiestrador que te ayude y aconseje sobre como hacerlo.

Esa misma tarde la llevamos a nuestro veterinaria de confianza a la correspondiente revisión y todo estaba perfecto. Era una perrita sorprendentemente alegre para haber estado en la calle, aunque un poco gordita, por lo que la pusimos a dieta. Había pasado la tos de las perreras y una dermatitis, pero se había recuperado como una campeona.

Perrita Kinder

Unos días después regresamos a la veterinaria para concretar fecha para la esterilización y esta se extraño de que la tripita de Lucca estuviese un poco mas hinchada, por lo que nos mando esperar y vigilara unos días más. Como la tripa siguió creciendo nos mando hacer una ecografía y ahí nos lo confirmaron ¡Lucca era una perrita Kinder! Y no solo eso, ¡Faltaban solo 10 días para el parto!

En realidad estaba bastante delgada, algo habitual en un perro que viene de la calle, pero a causa del embarazo parecía que estaba en su peso. Así que adiós al racionamiento de pienso, ¡Le tocaba comer por 6!

Ahí empezó mi época pegada al ordenador y al móvil. Me puse en contacto con varias protectoras, publique la noticia por todas las redes sociales posibles y empecé a colgar carteles para buscarles adopción a los cachorros que venían en camino.

En un mes abrimos los ojos al mundo de la protección animal y nos metimos de lleno. Yo tenía claro que cuando incorporase otro perro a la familia iba a ser adoptado, pero no conocía ni de lejos el problema de abandono que hay en España. Ese desconocimiento que yo y tanta otra gente tiene me animo en parte a lanzar este blog y hacer un poco más visible lo que viven miles de perros cada día.

Tras menos de dos semanas con Lucca embarazadísima y nosotros pendientes 24 horas y en tensión por si había que echar a correr (más adelante os contaremos detalles  sobre los cuidados que necesitó) un 5 de Marzo llegaron 5 preciosos cachorros que gracias a Asociación 8 vidas y Red de Ayuda animal conseguimos dar en adopción a 5 fantásticas familias.

Cuidamos de los pequeños monstruitos hasta que estuvieron preparados para irse con sus familias adoptivas. Fue un mes y medio de locura… Pero eso es otra historia y será contada en otra ocasión.

 La historia de Lucca:

  1. Bienvenida a casa
  2. El Embarazo
  3. El parto
  4. Los cachorros
  5. Comienzo de una vida ¿tranquila?
  6. Mostrando sus miedos

2 thoughts on “Las aventuras de Lucca la loca, bienvenida a casa.”

  1. Me encanta este blog. Gracias por contar todas las experiencias vividas. Cuando decidí adoptar a Maya, lo primero que hice fue llevarla al vete. Fue algo desagradable porque le puso vacunas y una serie de cosas sabiendo que estaba embarazada y peor aún no me dijo nunca nada. Maya hizo vida en mi tienda que era donde la podía tener en ese entonces, hasta que un buen día abrí la tienda y me presentó a sus tres hermosas hijas. Estuve en shock unos minutos, luego comprendí tantas cosas. Maya con el embarazo perdió 3 dientes por falta del calcio. De haber sabido le doy una mejor atención, pero me confié del veterinario. Sus tres hijas fueron dadas en adopción a dos hermosas familias.

    1. ¡Muchas gracias a vosotras por seguirnos!

      ¡Madre mía! ¡Menuda historia tiene Maya también! Lo del veterinario no tiene perdón…
      Lucca, como ya sabes, paso por 3 veterinarios pero no se le notaba nada del embarazo hasta que faltaban 15 días para el parto… Así que en ese tiempo tuvo que estar tomando pienso de cachorros que, tenía extra de calcio.

      ¡Besitos y lametones para ti y las dos peques!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *