uñas gato

Las uñas del gato, descubre su importancia

Las uñas del gato es una de las partes de su anatomía que más dolores de cabeza da a muchos de sus humanos. Antiguamente, algunas personas optaban incluso por su extirpación pero afortunadamente esto está ya prohibido. Ahora veremos por qué esta opción era una barbaridad.

Las uñas del gato

El gato tiene 18 uñas en total, 5 en cada una de las patas delanteras y 4 en las traseras. Estas uñas son retráctiles y ellos las sacan cuando lo necesitan. También podemos dejarlas expuestas presionando suavemente la almohadilla.

Las uñas del gato tienen forma de media luna y van creciendo por capas, una encima de otra. Una vez que cae la capa superior aparece una nueva afilada y lista para usarla. Por esto, es posible que encuentres por casa uñas de tu gato, que realmente serán únicamente una capa de las mismas.

La función de las uñas es muy amplia, mucho mayor de lo que se suele creer. Gracias a ellas pueden rascar dejando feromonas que marcan su territorio, algo esencial en el lenguaje felino. Además, con ese ejercicio están estirándose y fortaleciendo sus músculos.

Gracias a las uñas también pueden trepar, algo que es necesario para la supervivencia en la calle y para mantenerse en forma en casa. Les proporcionan además estabilidad, les ayudan a sujetarse a distintas superficies y a mantener el equilibrio.

La desungulación

gato durmiendo

La desungulación, o oniquectomía, consiste en extirpar las terceras falanges de todos los dedos de un gato. Es decir, es una amputación de una parte de la pata del dedo. Esta cirugía está prohibida (salvo para solucionar problemas médicos).

Los gatos que se sometían a esta cirugía sufrían mucho dolor durante la recuperación pudiendo quedar con importantes secuelas como dolor crónico, cojera… Además, puede afectar negativamente a la salud emocional del gato porque le quitamos una herramienta imprescindible para ellos.

El corte de uñas

El corte de uñas sin embargo es un hábito al que, aunque tal vez no sea necesario para todos los gatos, conviene que los acostumbremos desde que son pequeños o vayamos introduciendo la rutina de forma positiva si ya son mayores.

Para hacerlo presionaremos levemente la almohadilla y, cuando la uña quede totalmente expuesta la cortaremos con un cortaúñas especial para gatos. Es importante hacer el corte en dirección de la uña y evitando la zona rosa que puede sangrar de forma abundante.

La periodicidad del corte de uñas dependerá de cada gato, algunos desgastarán más las uñas y otros menos. Además, las patas traseras suelen tener las uñas más desgastadas y en ocasiones no es necesario cortarlas.

La importancia del rascador

Si no queremos que nuestro gato arañe superficies indeseadas, lo mejor que podemos hacer es elegir un buen rascador y colocarlo en una zona visible de la casa porque, como ya hemos visto, el rascado es algo muy importante para nuestro gato.

Esto le permitirá cuidar sus uñas, ejercitar sus músculos y dejar su señal visual y de feromonas indicando que ese es su territorio, lo que le ayuda a estar más tranquilo y evitar problemas de estrés.

Y a tu gato ¿Le cortas las uñas?

1 comentario sobre «Las uñas del gato, descubre su importancia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.