¿Cómo limpiar los oídos a nuestros perros y gatos?

Los oídos suelen ser los grandes olvidados en la higiene de nuestros perros y gatos, pero es esencial mantenerlos limpios para evitar infecciones o problemas auditivos.

Esto es importante especialemente en los perros con orejas caídas, ya que éstas tapan el pabellón auditivo y evitan que la oreja se airee correctamente.

Antes de la limpieza

Lo primero que debemos hacer es revisar el oído antes de proceder a la limpieza comprobando que no hay exceso de cera, un olor raro, enrojecimiento, o cualquier otro síntoma fuera de lo común.

Si notamos cualquier cosa extraña, no debemos seguir con la limpieza y acudiremos a nuestro veterinario a que compruebe el estado de los oídos de nuestra mascota para descartar cualquier problema. En el caso contrario, procederemos a limpiar los oídos.

Además, si notamos que nuestro perro se rasca mucho la zona de los oídos, también debemos realizar una inspección para ver si notamos algo raro o encontramos algún parásito, ya que las pulgas y garrapatas muchas veces se alojan el las orejas y los pliegues de las mismas.

Si no vemos nada pero nuestro perro continúa con picores, debemos acudir al veterinario para que lo revise en profundidad.

¿Cómo limpiar los oídos?

El oído de nuestro perro o gato tiene dos partes: la zona interna del pabellón auditivo, que no podemos ver, y la parte exterior.

Nunca debemos utilizar bastoncillos con nuestras mascotas, ya que con un mal movimiento podemos causarle daños irreparables en el interior del oído.

Además, no debemos usar algodón para limpiar la zona interna ya que podemos arrastrar la suciedad junto con las fibras y provocar un tapón.

Para la limpieza de la zona interna tenemos dos opciones:

  1. Usar gasas: Podemos utilizar nuestro dedo con una gasa para limpiar la zona interna del oído de nuestro perro. En ese caso debemos tener mucho cuidado de no introducir demasiado el dedo para no causarle ningún daño. Introducimos la gasa, lo movemos suavemente en círculos y la extraemos. Repetimos este paso con una gasa nueva hasta que ésta esté limpia cuando la saquemos.
  2. Usar limpiadores específicos: A mi me gusta más esta opción porque es más segura y limpia en profundidad el oído. Es importante utilizar únicamente productos destinados a este fin y de calidad; si no, será peor el remedio que la enfermedad. Estos limpiadores eliminan la cera disolviéndola y suelen llevar un aplicador para facilitar su uso.

Para limpiar la zona externa del pabellón auditivo podemos ayudarnos de una gasa si vemos acumulación de cera o algo de suciedad. La mayor parte de los limpiadores permiten también aplicarlos en la gasa para limpiar las zonas visibles.

¿Cada cuanto debo limpiar los oídos de mi mascota?

Lo ideal es realizar la limpieza cada 15 días aproximadamente, pero en el caso de los perros con orejas caídas conviene hacerlo cada 7 o 10 días.

Además, debemos revisar habitualmente los oídos de nuestros peludos para comprobar si tienen algún parásito o algún cuerpo extraño.

En época de espigas debemos hacerlo todos los días ya que, si se introduce una en el pabellón auditivo, debemos actuar con rapidez acudiendo al veterinario o esta podrá causar daños en el tímpano.

Los perros de orejas largas y caídas, como Eddie, son especialmente propensos ya que las arrastran por el suelo continuamente siendo más fácil que la espiga se enganche en el pelo.

Nuestra experiencia

Lucca no suele tener problemas en los oídos. Sin embargo, los de Zelda son muy sensibles y propensos a coger suciedad e infecciones.

Hasta hace unos meses utilizábamos Otoclean y la verdad es que nos iba bien, aunque era muy graso y cada vez que se lo dábamos ponía todo como un cristo al sacudirse.

Además, como es un producto que utilizamos a menudo, quería buscar algo más natural, así que decidí probar el limpiador ótico de Anibio.

Esta marca alemana está especializada en productos naturales para animales y cuenta con el certificado BIO del insituto LACON.

El limpiador ótico esta compuesto por agua, aceites naturales de árbol del té, lavendula augustifolia (un tipo de lavanda) y pelargonium graveolens (un tipo de geranio), y extracto de manzanilla. Se presenta en un bote de 30ml con aplicador cuentagotas.

Nosotros llevamos usándolo aproximadamente cuatro meses y estamos encantados. En este tiempo ni Lucca ni Zelda han tenido problemas en los oídos y en las revisiones veterinarias nos han confirmado que están limpísimos.

Además, tenemos ganas de probar el limpiador Ear Drops del que nos han hablado muy bien. A parte de ayudar a eliminar la cera, tiene efecto antinflamatorio y repelente de ácaros y parásitos. Por ello podemos utilizarlo, además de para mantener los oídos de nuestra mascota limpios, para prevenir o ayudar a curar las otitis externas (Cancro) y las infecciones e infestaciones.

Y tú, ¿Cómo sueles limpiar los oídos de tus amigos de cuatro patas?

2 comentarios en “¿Cómo limpiar los oídos a nuestros perros y gatos?

  1. Muy interesante. El otro día vi que Rogelio tenia las orejas sucias, así que pondré en práctica tus consejos.
    Son muy caros los productos?

    1. ¡Hola guapa! En el artículo te he dejado unos enlaces a los productos. El limpiador de Anibio sale 9€ y el Ear Drops son 9,95. Son ambos de 30ml que son unas 600 gotas así que duran bastante. ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *