Probamos la maquinilla Walh para perros

Hace unas semanas recibimos la maquinilla Wahl para mascotas y tras una sesión de peluquería casera con ella os contamos nuestra experiencia, no sin antes dejaros unos consejos que es muy necesario tener en cuenta.

No debemos rapar a nuestro perro

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, pese a que es habitual ver a los perros con el pelo muy muy corto sobre todo en verano, raparlos no es adecuado y estaremos dañando tanto la calidad de su pelo como su piel porque pierde la protección.

Aunque nos parezca que pueden pasar calor con el pelo largo, realmente ocurre lo contrario: el pelo les protege del calor y de las quemaduras del sol.

Si realizar la sesión de peluquería en casa, lo primero que debemos hacer es informarnos muy bien sobre las características del pelo de nuestro perro y los cuidados que necesitará. Cada tipo de pelo requerirá un tipo de cepillado, de corte y el utilizar unos productos u otros.

Sesión casera de peluquería con Lucca

Lo primero que hacemos en el caso de Lucca es darle un buen cepillado que supondrá eliminación de nudos y deslanado, ya que cuenta con mucho subpelo que debemos eliminar. Posteriormente procedemos a despejar la zona de las almohadillas, del abdomen y del culete con la maquinilla teniendo muchísimo cuidado. (Esto no debemos hacerlo en casa si no nos han explicado como hacerlo correctamente).

Posteriormente pasamos al baño, para lo cual hemos habilitado una pila con ducha que nos permite hacerlo de forma cómoda sin tener que agacharnos. Nos aseguramos de que la temperatura del agua es correcta y empleamos productos adecuados a su tipo de piel y de pelo. E

En el caso de Lucca optamos siempre por champús lo más naturales posibles y adaptados a pieles delicadas que incluyan un poco de hidratación. Es esencial que tras aplicarlo, nos aseguremos de aclararlo correctamente con abundante agua para evitar que la piel se irrite.

Una vez acabado el baño, tras escurrirle bien (y la correspondiente sacudida que acaba con todos los que estamos alrededor pasados por agua), nosotros utilizamos una toalla de microfibra para quitar gran parte de la humedad y acabamos de secarla con el secador, que por suerte a Lucca le encanta.

Una vez seca, aunque no le solemos cortar mucho, arreglamos algunas zonas con la tijera como el faldón, la largura del pelo de las patas, la cola y los pompones que le salen debajo del culete (por higiene) y la cara. Es importante contar con una tijera específica y tener sumo cuidado (sobre todo en la zona de la cara).

La maquinilla Walh


Nuestra experiencia con esta maquinilla ha sido muy buena sobre todo por dos razones. La primera es que hace muy poco ruido comparada con otras, por lo que en perros tan sensibles a los ruidos como Lucca es todo un avance. Y la segunda porque corta de maravilla, por lo que es muy cómoda y rápida de utilizar.

En el estuche se incluyen 4 cabezales que nos permiten cortar a diferentes larguras por lo que, si queremos recortar el pelo de nuestro perro en alguna zona (Nunca rapar como ya hemos dicho) podemos hacerlo.

También encontramos en el estuche unas tijeras y un peine que nos ayudarán a arreglar el corte de ciertas zonas, y accesorios para mantener la maquinilla como el cepillo para limpiarla o aceite para engrasarla.

Y vosotros ¿Cómo cuidáis el pelo de vuestro perro? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *