¿Los perros tienen frio? Descúbrelo y ayuda a tu perro a sobrellevar mejor el invierno

El frio también afecta a nuestros perros. Nuestros peludos están acostumbrados a pasar mucho tiempo en casa donde la temperatura se mantiene a un nivel agradable y cuando salen a la calle en días tan fríos como los que estamos viviendo también sufren la bajada de las temperaturas.

¿Cómo ayudar a nuestro perro a sobrellevar mejor el frío?

Lo primero que debemos comprender es que cada animal es un mundo y tendrá unas necesidades diferentes. Aquí vamos a dar unas pautas generales, pero no es lo mismo convivir con un Alaskan Malamute que con un Chihuahua.

Los perros pequeños y los ancianos sufrirán más los cambios de temperatura así como algunas razas como los Galgos, los Dogos Argentinos o los Basset Hound.

Nuestro perro necesitará dar sus tres paseos diarios aunque haga frío, así que tocará prepararse para protegerlo y que no enferme pero ¿Cómo?

Secarlo bien tras el paseo

Es importante secar bien a nuestro perro cuando lleguemos a casa y que no quede humedad en su pelo ni su piel para evitar que enferme. Os recomiendo que uséis una toalla de microfibra, ya que absorbe la humedad mucho mejor y acorta mucho el tiempo de secado.

Si nuestro perro lo tolera bien, podemos ponerle un chubasquero cuando salga a la calle y de esa forma se mojará menos. Lo ideal es buscar uno con el que se sienta cómodo y pueda pasear con total normalidad sin impedirle moverse con libertad.

Proteger sus almohadillas

Esto cobra especial importancia cuando ha nevado o hay hielo en algunas zonas ya que las almohadillas de nuestro perro se pueden ver afectadas y sufrir quemaduras.

Es esencial comprobar como están al llegar a casa y aplicar una crema protectora que las hidrate y fortalezca. Si vais a pasar mucho rato en la nieve, puede ser conveniente acostumbrar a nuestro perro a usar botas de neopreno que eviten esas quemaduras pero, como ya hemos dicho antes, esto dependerá de si nuestro perro está cómodo con ellas.

Usar jersey o abrigo

Repetimos lo mismo de nuevo, esto solo debe hacerse si tu perro se encuentra a gusto con él y buscando una prenda que le de total libertad de movimientos y con la que se sienta cómodo.

Dar el paseo más largo a las horas en las que menos frío haga

Si nuestro horario lo permite, podemos optar por dar el paseo largo al mediodía en lugar de a la mañana o la noche ya que suele hacer menos frío. Además, si tenemos suerte, algunos días el sol hará acto de presencia y se agradecerá mucho.

Fortalecer el sistema inmune de nuestro perro

Un sistema inmune fuerte ayudará a nuestro perro a soportar mejor el invierno sin enfermar, ya que la bajada de temperaturas puede afectar a sus defensas. Para ello, debemos cuidar su alimentación y podemos apoyarla con suplementos naturales como el propóleo o la echinacea.

Adáptate a las necesidades de tu perro

paseo con perro

A la hora de tomar precauciones frente al frio lo esencial es adaptarnos a las necesidades específicas de nuestro perro. Como ya hemos comentado, dependiendo de su tamaño y edad serán más o menos sensibles a los cambios de temperatura pero tú eres el que mejor lo conoce.

Lucca por ejemplo, tiende a sufrir bastante las bajas temperaturas y el tiempo prolongado con humedad por lo que intentamos buscar jerséis con los que se encuentre cómoda y chubasqueros para evitar que pase mucho tiempo mojada en la calle además de tomar las precauciones que hemos indicado antes.

¿Tu perro es friolero? ¡Cuéntame tu experiencia en comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.