Piscinas para perros, ayúdale a mantenerse fresco

Ha llegado el verano pisando fuerte, estas temperaturas no son normales y nuestros perros también lo notan. Debemos tener mucho cuidado para evitar los golpes de calor y una buena forma de mantener a nuestro perro fresquito son las piscinas plegables.

Piscinas para perros

Si tienes una terraza o jardín en casa este es el complemento ideal para que tu perro lo disfrute al máximo. Si echáis un vistazo en la web de Lions Home, podéis encontrar modelos de distintos tamaños y todos ellos se suelen plegar muy bien para guardarlos.

Estas piscinas están especialmente pensadas para ellos y por eso están hechas de plástico para que no se rompan fácilmente con las uñas. La mayoría están fabricadas en PVC muy resistente y con material antideslizante en el fondo para que pueda disfrutar tranquilo del baño.

¿Cómo acostumbrar a tu perro a la piscina?

Si tu perro no ha entrado nunca en una piscina, te recomiendo que le acostumbres a ella poco a poco y no lo metas a la fuerza o puede coger miedo.

Las primeras veces puedes animarle a entrar con unas chuches o un juguete. Si ves que el borde es un poco alto para que salte, puedes poner algo que le sirva como escalera.

Juegos de olfato en la piscina

Podemos aprovechar la piscina para jugar con nuestro peludo. Además de los juegos típicos con juguetes que flotan podemos realizar juegos de olfato que le ayudarán a estimular su mente, algo muy importante para reducir niveles de estrés y evitar problemas de conducta.

Nuestro perro debe saber buscar premiso fuera del agua, si no practicaremos primero lanzandole chuches por el suelo para que las busque. Una vez que saben hacerlo fuera esparciremos los premios dentro de la piscina, con poquita agua, para que los busquen dentro.

Precauciones que debemos tomar

Cuidado con el sol

Pese a que se mantenga fresco dentro del agua, debemos evitar que nuestro perro pase mucho tiempo al sol. Si podemos, colocaremos la piscina en una zona con sombra y si no controlaremos el tiempo que pasa en ella.

Ya existen protectores solares para perros que protegen de los rayos UV que a ellos también les pueden quemar y aumentan el riesgo de cáncer de piel. Además, recordad que no es bueno cortarles mucho el pelo en verano ya que funciona como una capa protectora.

Cuidado con el agua

Debemos tener cuidado de que nuestro perro no trague mucha agua, porque esto puede ser perjudicial para él. Esto es aún más importante en el caso de que utilicemos agua no potable o de piscina tratada con cloro y otros químicos.

En este ultimo caso, además, debemos aclarar a nuestro perro cuando salga del agua para eliminar los restos de la superficie de la piel evitando así posibles irritaciones.

Si nuestro perro es pequeño, es importante que le facilitemos una forma de entrar y salir de la piscina para que pueda hacerlo cuando quiera. De todas formas, debemos vigilarlos todo el tiempo mientras están en el agua porque, al igual que nosotros, puede darles algún calambre o tirón poniéndolos en peligro si no lo estamos supervisando.

Y a tu perro ¿Le gusta el agua? Te animo a que subas una foto de su chapuzón a tus redes sociales y me etiquetes para verlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *