¿Por qué son tan sensibles los bigotes de los gatos?

Los gatos tienen unos pelos en las mejillas, en los bigotes, sobre los ojos, a los lados de la cara y tras las patas traseras que se llaman vibrisas. Los situados en las mejillas se conocen habitualmente como bigotes.

¿Por qué son tan sensibles?

Estos pelos tienen unas terminaciones nerviosas que proporcionan a nuestro gato mucha información sobre las características del entorno y les permiten calcular distancias y analizar el espacio en el que se encuentran. Se podría considerar como nuestro sentido del tacto.

Gracias a ellas puede saber la amplitud, dirección y velocidad a la que se está desplazando, por lo que estás son muy necesarias para ellos y NUNCA se deben cortar.

Un gato utilizará las vibrisas para calcular si un lugar es suficientemente ancho para acceder a él, pudiendo quedarse atascado si las han sido cortadas. Sin ellos también es probable que se choque con diferentes superficies o no calcule correctamente sus saltos.

También le servirán para la caza, ya que el gato no ve del todo bien de cerca y estos pelos funcionaran como receptores de información sobre lo que tienen delante.

Además, pueden moverlos hacia delante como señal de saludo o hacia atrás cuando están comiendo o cuando están peleando para protegerse.

¿Tu gato deja la comida de los bordes del comedero?

¿Has notado que tu gato solo se come la comida del centro? Pues es hora de cambiar de comedero. Las vibrisas son tan sensibles que si al intentar comer rozan con el borde del comedero tu gato se sentirá muy molesto.

Por ello, dejará la comida de los bordes o la sacará con una pata para comérsela después en el suelo.

Para evitar esto, te recomiendo que escojas un comedero bastante amplio y con los bordes bajos que le sea cómodo y no le moleste.

¿Conocías estos datos sobre los bigotes de tu gato? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *