Por fin queda prohibido el corte del rabo y orejas por motivos estéticos

El convenio europeo sobre protección de animales de compañía se firmó en Estrasburgo el 13 de noviembre de 1987. En España, el consejo de ministros autorizó en 2015 su firma aunque no fue hasta octubre de 2017 cuando apareció publicado en el BOE y ha entró en vigor ayer día 1 de Febrero.

¿Qué implica el convenio?

Desde ayer, quedan prohibidas las intervenciones quirúrgicas realizadas por estética como el corte del rabo, orejas, desungulación o eliminación de las cuerdas vocales. Estas operaciones solo se podrán realizar cuando el veterinario dictamine que son necesarias para mejorar la salud del animal o para impedir su reproducción.

Además, se ha indicado que se deberán tomar medidas para desalentar el regalo de animales a menores de 16 años sin el consentimiento expreso de sus padres y tampoco se podrán emplear como premio o gratificación en competiciones y los animales solo podrán ser sacrificados por un veterinario o una persona competente sin implicar sufrimiento para el animal.

Así mismo, se ha destacado la necesidad de realizar campañas de concienciación para promover la tenencia, cría, adiestramiento, comercio y custodia de animales de compañía, la conciencia y el conocimiento de este convenio así como la importancia de la esterilización.

Paso a paso

Esto es solo un pequeño paso que hemos tardado 31 años más que Europa en dar y, desde luego, aun vamos muy atrasados frente a otros países en cuanto a protección animal. Esperamos que este sea solo el primero de muchos avances junto con el de dejar de considerar a los animales ”cosas”.

La mayoría de las personas que convivimos con animales tememos que tengan que pasar por quirófano, por lo que nos parece ilógico hacerlo por mera estética. Y que decir del corte de las cuerdas vocales o la desungulación… Eso es un fallo como dueño en toda regla. Nuestra responsabilidad es entender a nuestro perro y gato y trabajar los problemas de comportamiento de forma positiva.

Un gato equilibrado y con sus necesidades cubiertas no va destrozando cosas y un perro cuando ladra lo hace por un motivo, igual que nosotros gritamos por una razón. Nuestra obligación es descubrir el origen del problema y ayudarles a superarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *