Dónde encontrar los rascadores más baratos para tu gato

¿Estas buscando rascadores para tu gato? En la web Rascadoresparagatos.shop hacen una selección de los mejores modelos en relación calidad-precio que puedes encontrar actualmente ordenados por categorias.

¿Qué tipos de rascadores puedes encontrar en su web?

En Rascadores para gatos podrás ver una selección de los rascadores más valorados y los más baratos en 6 categorías distintas. La elección del rascador ideal de penderá del espacio que tengas, el número de gatos que haya en casa, sus preferencias y si tienes o no más rascadores en casa.

Árboles

árbol rascador

Los árboles rascadores son aquellos que cuentan con varios postes de rascado y distintas superficies para que nuestro gato suba entre las que puede haber camas o hamacas.

Estos son ideales para las zonas principales de casa porque, además de proporcionar una superficie para arañar, servirán de lugar de juegos, de descanso y de refugio.

Grandes

rascador grande

Si cuentas con un espacio grande reservado para el rascador de tu gato esta es una muy buena opción. Mi recomendación es tener siempre al menos un rascador mediano-grande en casa y, si podemos, añadir alguno más si tenemos más gatos.

Nosotros tenemos colocados dos rascadores grandes, uno en el salón y otro en la habitación de Bastian, y tanto Zelda como Link utilizan ambos muchísimo para jugar, dormir y mirar por la ventana.

Pequeños

rascador pequeño

Un complemento perfecto para el rascador grande. Si tenemos varias habitaciones en la casa pero no tenemos sitio para rascadores grandes en todas ellas lo ideal es añadir alguno pequeño que sirva a nuestro gato para dejar su rastro.

Aunque sean pequeños también tenemos mucha variedad para elegir y podemos optar por algunos muy simples que solamente servirán para rascado y juego y otros que también incluirán camas.

Para sofá

rascador para sofá

Estos rascadores se han pensado especificamente para proteger tu sofá. Lo ideal para que tu gato no arañe el sofá es colocar un rascador grande cerca de él pero, si ya ha empezado a arañarlo y no consigues evitar esta conducta, un rascador protector puede ser una buena opción para que tu sofá sobreviva.

Estos rascadores pueden ser también un gran aliado si tu casa es pequeña y no puedes colocar un rascador mayor. Aprovecharás el espacio y tu gato podrá dejar su marca sin estropear la tapicería.

Postes

poste rascador

El rascador más clásico y el que todos los que conviven con gatos suelen tener es el poste. Es el más sencillo y cuenta con un poste envuelto en sisal que en ocasiones puede ir acompañado de un juguete o una cama.

De nuevo es un complemento ideal para añadir en otros rincones de la casa si ya tenemos un rascador grande o para casas pequeñas.

Barriles

barril rascador

Este tipo de rascadores ha ganado mucha popularidad en los últimos años por su versatilidad y su estética. Se trata de un barril recubierto por fuera de sisal para que nuestro gato pueda arañar y con una serie de entradas y pasos por el interior que permiten a nuestro gato esconderse y dormir.

Muchos de ellos cuentan también con una cama en la parte superior y, si lo elegimos con la altura suficiente, desde arriba podrá cotillear por la ventana si se echa una siestecita.

La elección ideal

Cómo ya he comentado no hay un rascador ideal para todos los gatos si no que tendremos que elegir según nuestro espacio y los gustos de nuestros gatos. Además, si la casa es grande o tenemos más de un gato lo mejor es tener varios rascadores.

Nosotros tenemos dos árboles rascadores, dos postes de rascado y vamos alternando tablas de rascado (hasta que Link las destroza…). Utilizan muchísimo todos ellos y de esta forma hemos evitado otros destrozos en casa.

¿Tu gato utiliza el rascador? ¡Cuéntanos tu experiencia en comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.