Cámara Furbo, la tranquilidad es el mejor regalo esta Navidad

Muchos de los que convivimos con perros pasamos mucho tiempo fuera de casa y nuestro compañero se queda solo. Lo ideal es acostumbrarlo de forma paulatina a nuestra ausencia para que pueda quedarse tranquilo, pero a veces no es fácil y supone un proceso largo y que requiere de mucha paciencia. Otras veces, puede que nuestro perro este acostumbrado a estar solo pero en casos puntuales nos gustaría tenerlo vigilado, por ejemplo si se encuentra convaleciente.

Cámara Furbo

La cámara Furbo nos permite controlar a nuestro perro desde cualquier lugar e interactuar con él a través del micrófono que lleva integrado y del sistema de lanzamiento de chuches. Cuenta con una cámara 1080 Full HD con visión nocturna y un objetivo de 160 grados con un LED infrarrojo de visión nocturna que te permite ver a tu perro de día y de noche. Además, podrás grabarlo y hacer fotos cuando quieras.

Tiene un micrófono muy sensible y de alta calidad que te permite oír a tu perro y un sensor de ladridos que te avisa con una notificación en tu móvil si tu perro se ha puesto nervioso. Además, lleva un altavoz que te permitirá hablar a tu perro desde el teléfono móvil y asociar un sonido al lanzador de snacks.

Desde la aplicación del móvil podrás conectarte cuando quieras para ver que hace tu perro, llamarle y lanzarle premios además de recibir notificaciones, como hemos comentado antes, si tu perro comienza a ladrar.

Regala tranquilidad estas Navidades ¡Y ahora con descuento!

Si hay un regalo que seguro que encanta a cualquier DogLover esa es la tranquilidad de irte de casa sabiendo que tu peludo está bien (y que no está haciendo ninguna de las suyas). Si quieres regalar la cámara Furbo estas Navidades, ahora puedes hacerlo con un descuento de más de un 30%. Su precio habitual es de 259€ y hasta el día 23 la puedes pedir por 179€.

Nuestra experiencia

Nosotros llevamos unos días probándola y, en nuestro caso, Lucca suele quedarse sola en casa y tranquila pero sabemos que de vez en cuando ladra. Es algo relacionado con los miedos que trajo de la calle y poco a poco lo ha ido superando, pero aun seguimos trabajando en ello. Por ello, la cámara Furbo ha supuesto una tranquilidad enorme a la hora de irnos a trabajar ya que cuenta con un sensor de ladridos y podemos saber cuando Lucca ladra y pedirle que deje de hacerlo desde nuestro móvil.

Ayer, por ejemplo, nos saltó el sensor de ladridos 3 veces coincidiendo con el horario en el que acuden las personas de limpieza de la escalera. Cuando eso ocurre, llamó Lucca para que acuda a la habitación donde hemos situado la cámara y le pido que se relaje. Una vez que se ha tranquilizado y lleva un rato sin ladrar le premio.

Es importante evitar que asocie su ladrido al premio, para ello te dejo un par de consejos que pueden serte de utilidad:

  • Conéctate de vez en cuando y, cuando veas que tu perro está tranquilo, llámalo, pídele que haga algo (por ejemplo sentarse) y premiarlo. De esta forma ve que no hace falta que ladre para que la cámara funcione.
  • Cuando salte la alarma de ladridos no le premies al momento. Espera a que acuda, que se relaje y entonces prémiale.
  • No es necesario que siempre que interactuemos con el a través de la cámara le lancemos una chuche, podemos hacerlo solo en algunas ocasiones.

Os dejamos un vídeo en el que podéis ver como se instala la cámara y su funcionamiento ¡Nosotros estamos encantados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *