Señales de calma: Girarse

¡Retomamos el análisis de las señales de calma que nuestro perro suele usar! Como ya os contaba en anteriores post, estas señales son muy útiles para interpretar lo que nuestro perro quiere decirnos. Hasta ahora hemos visto tres señales de calma:

Esta vez hablaremos de otra señal muy utilizada por nuestros peludos: girarse dándonos el costado o la parte trasera.

Girarse

Esta señal suele ser muy efectiva entre perros. Puede que la utilicen cuando un perro se acerca corriendo hacia ellos. Con esta señal, nuestro perro le esta indicando que se relaje, que no acuda de forma tan exultante hacia él.

También es habitual verla cuando están jugando y quieren reducir un poco la intensidad del juego. Un juego adecuado entre perros contiene momentos de alta actividad y momentos más relajados que les dan una tregua. Cuando uno de los participantes quiere indicar que desea relajar un poco el juego, puede usar esta señal.

También es habitual verlo en perros adultos cuando juegan con cachorros, que son inagotables. Cuando se cansa de su exceso de energía puede darles la espalda o incluso tumbarse en el suelo para relajarlos.

Uso de esta señal

Esta señal es muy fácil de usar por nosotros ya que es muy visual. Cuando nuestro perro está reclamando nuestra atención de manera demasiado efusiva y queremos que se calme podemos girarnos hacia un lado o incluso darle la espalda.

Si estamos ante un perro con muestras de nerviosismo o agresividad, también podemos probar a darle la espalda. Esta suele ser una forma bastante efectiva de apaciguarle.

Turid Rugaas

Como ya os he indicado en otras ocasiones, si queréis profundizar en el tema os recomiendo sin duda el libro ”El lenguaje de los perros: Las señales de calma” de Turid Ruggas.

En él, la autora nos cuenta, desde su experiencia trabajando con perros, situaciones en las que se ha encontrado con las señales de calma, cómo las usan los perros y cómo podemos nosotros emplearlas nosotros para entenderlos mejor e incluso para comunicarnos con ellos.

Sin duda, una libro que no puede faltar en nuestra casa si somos amantes de los perros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *