¿Te has preguntado alguna vez cual es el pasado de tu perro o gato?

A veces me pregunto cual habrá sido del pasado de Lucca y Link. Zelda sabemos que es de una colonia que está junto a casa, la encontramos con un mes cuando su camada la rechazó posiblemente por su debilidad.

Un pasado por descubrir

El pasado de Lucca y Link es todo un misterio. Ambos aparecieron con unos 6 meses y llegaron a casa con unos 8, pero los dos traían ya muchos miedos con ellos junto con algunos ácaros y, en el caso de Lucca, una regalo en la barriga

Lucca nunca ha orinado en casa, ya sabía que debía hacer sus cosas en la calle, y se comportaba muy bien. Tras un tiempo en casa, superado el embarazo, el parto y la esterilización, empezó a mostrar sus miedos ladrando a la gente, escondiéndose cuando veía una escoba o un palo…

Link parecía cuidado cuando apareció y era muy sociable, pero paso los primeros dos meses en casa sin atreverse a dormir cuando estábamos con él, siempre alerta (sobre todo con hombres). Ahora hemos descubierto que es posible que tenga lesiones antiguas.

¿Habrán tenido un hogar antes? ¿Qué les habrán hecho pasar para tener tanto miedo?

Independientemente de su pasado, los 3 han tenido algunos problemas de salud y de comportamiento que nos han supuesto un coste económico importante y una inversión de tiempo aún mayor que, sin duda, ha merecido la pena. Da una alegría inmensa verlos superar los baches y mejorar cada día.

Pero no penséis que esto se debe a que son animales adoptados, a Eddie lo compraron mis padres hace ya muchos años y tuvimos que invertir dinero en un adiestrador y bastante más en cuidados veterinarios.

Esta Navidad, adopta con responsabilidad

Ahora se acerca la Navidad y a muchos hogares llegarán perros y gatos, algunos con conocimiento del destinatario pero otros sin contar con su opinión.

Algunos de esos animales correrán el mismo destino que Lucca y Link y acabarán en la calle o en una protectora buscando un hogar porque su «familia» ha cambiado de opinión.

Por ello os pido que antes de tomar una decisión, analicéis la responsabilidad que supone adoptar a un animal, penséis si estáis dispuestos a asumirla y, si es así, por favor adoptar.

Las perreras y protectoras están llenas de animales buscando una segunda oportunidad que os agradecerán de por vida que se la hayáis dado. Si aun no lo habéis hecho, descubriréis lo maravilloso que es verles disfrutar felices con cosas tan sencillas como una caricia o un rato de juegos.

¡Feliz Navidad!

Quiero aprovechar para desearos que paséis unos días muy felices junto a vuestra familia humana y peluda y que Santa Paws se porte muy bien 😉

4 comentarios sobre «¿Te has preguntado alguna vez cual es el pasado de tu perro o gato?»

  1. Recuerdo como se comportaba Oslo con la comida cuando llegó, reflejaba lo que había sido su pasado. Siempre hay algún detalle que te hace pensar en su pasado y les dices que no volverán a vivirlo.

    1. Si… Por su comportamiento te puedes imaginar por lo que han pasado. Aún así me alucina que la gente sea capaz de hacerles algo malo… No saben lo que han perdido al abandonarlos

  2. He adoptado dos gatos hermanos de madre y de la misma camada. Llegaron a la protectora de mi ciudad debido a que entraban en un dimicilio con patio y tenían a la dueña frita pq jugaban con los tiestos. Ambos tienen unos dos años aprox. Son dos panteritas de ojos amarillos. Ambos tienen VHI felino, en la protectora estaban encerrados solos aparte del resto de gatos. Me los llevé por supuesto, no podia dejar que pasaran el resto de sus dias aislados.
    La hembra, cuando la castraron descubrieron que tenia un quiste ovárico pegado al intestino, parecía más chiquitina que su hermano, estaba raquítica. Ya en casa, se le infectó un punto, luego tuvo mastitis, luego una alergia alimentaria que la obliga a comer pienso y latitas especiales.
    Ahora ya está recuperada, ha ganado casi dos quilos de peso, ha mudado su pelo y es juguetona, cariñosa y muy suya. Soy muy feliz con los dos pequeños en casa, no me arrepiento de nada, no se si desarrollaran la enfermedad pronto o tardarán algun tiempo. No dudo que les cuidaré lo mejor que podamos junto con su veterinaria, ojalá vivan muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *