gato panza arriba

¿Tienen ombligo los perros y gatos?

En un principio podemos pensar que no ya que en la mayoría de nuestros perros y gatos el ombligo es imperceptible pero, al igual que nosotros, antes de nacer están unidos a la placenta de su madre a través del cordón umbilical para poder alimentarse y al nacer este se corta quedando la cicatriz denominada ombligo.

¿Cómo se forma el ombligo en los perros y gatos?

IMG_7341

Al nacer, la madre corta poco a poco el cordón umbilical. Lo que queda de este, se va secando y cae a los pocos días. Una vez que el cordón se ha caído, únicamente queda una pequeña cicatriz en la piel que muchas veces no podremos encontrar.

Si el cordón se rompe muy cerca del ombligo es posible que quede un pequeño orificio por el cual puede salir algo de grasa o tejido generando una hernia umbilical. En otras ocasiones la hernia puede aparecer en perros adultos por traumatismos, por exceso de peso o por embarazo.

Si vemos que nuestro perro o gato tiene una hernia debemos acudir a nuestro veterinario para que lo revise. A veces se solucionará solo cuando el orificio cierre pero en otras ocasiones será necesaria una intervención quirúrgica porque puede ser muy doloroso.

El ombligo de nuestros perros y gatos

A Lucca, Zelda y Link no se les nota nada, no tienen ninguna zona sin pelo a simple vista, sin embargo Eddie tenía un bultito sin pelo. La primera vez que lo vimos pensamos que era alguna herida o picadura, pero el veterinario nos confirmó que era su ombligo.

Posiblemente al nacer tuvo una pequeña hernia y quedó el pequeño abultamiento. Nunca tuvo molestias ni se agrandó o causó problemas por lo que no fue necesario hacer nada.

Y a tu peludo ¿Se le nota el ombligo?

7 comentarios sobre «¿Tienen ombligo los perros y gatos?»

  1. Jajaja, me pasó lo mismo con Pirrakas, mi primer perro. Le noté un bulto en la tripa y me lo llevé al vete, quien me dijo que era su ombligo. ¡Qué vergüenza cuando me lo dijo! jajajaj.

    1. ¡Es normal! Cómo íbamos a pensar que era el ombligo jajaja. Además ¡Más vale prevenir que curar! Ante cualquier bultito siempre debemos pasar por el veterinario 🙂

  2. Je, me dio curiosidad acerca del ombligo en los perros, mi perro Tony Stark (Ironcan) tiene obsesion por mi ombligo, lo busca para asegurarse que sigue ahí, y yo le busco el del y ni rastro… Je si si estoy muy mal.

    1. Me paso algo similar, mi perrita estaba terca en lamer mi ombligo y mi reacción fue decirle “he deja mi ombligo en paz, ¿a caso yo te lamo el tuyo? ” y en eso dije ” a caray, ¿tienes ombligo?”… Y así fue como llegué a este artículo jajaja

  3. Jajaja nuestro perrito de acogida tiene un remolino de pelo en el ombligo, por eso se le localiza! Y de los dos gatos, uno de ellos imposible de encontrar, la otra lo tiene completamente calvo y mira que tiene el pelo largo por el resto del cuerpo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.