Nuestra pequeña amiga Trufa

Hoy en ”Los amigos de Lucca” os traigo la emotiva historia de Trufa, que llego a casa de Judit para dar luz a una época un poco oscura de sus vidas.
photo_2016-06-10_10-54-21Unos meses antes de la llegada a casa de Trufa, conocí por vez primera una vorágine emocional en mi vida, todo se volvió gris de repente.

Desde los 7 añitos había tenido perros en casa, siempre, hasta que me casé y nunca más se habló de volver a tener. ¿Por qué? Tiempo,tiempo tiempo…. Tan bueno para algunas cosas y tan amargo para otras.

La idea de un miembro perruno a la familia sobrevolaba nuestro hogar,sin rumbo fijo, indecisión, miedo, y más en mi estado tan grisáceo. Pasaban los días, y paseaba, las semanas,y paseaba, meses, y paseando por el campo siempre me paraba en una Masia  imaginando cómo sería vivir lejos de la aburrida ciudad rutinaria,tocando la naturaleza….

Y la idea perruna deambulando de arriba a abajo, hasta tenía un nombre pensado  para si, en un futuro, tuviésemos una perrita, pues después de perros machos me apetecería volver a tener una hembrita.

Un día supimos de un señor que su perra había criado, y como estaba muy cerca de mi ciudad, pensé que no perdíamos nada de ir, mirar, ver… sin compromiso alguno. Nos dieron la dirección pero como era en la montaña nos recogió el señor para que le siguiéramos para no perdernos, y nada más bajar del coche, ¡¡no me lo podía creer!! Era la casa, la Masía en la que yo me paraba.
photo_2016-06-10_10-54-12Al entrar y ver que sólo había un machito y una hembrita, con su mamá y papá perrunos calentitos, tuvimos claro que esa era Trufa, que ya nos esperaba incluso antes de nacer.

Era demasiado pequeñita para separarla de su mamá pero esta ya no les amamantaba, y el señor, muy bueno y muy humano me dijo ” Ella te ha escogido a ti”. Y así fue cómo nos llevamos a la pequeña Trufita, con tan sólo 1 mes y 9 días de vida, para nuestra casa, su casa. Ella fue quien dibujó una sonrisa en mi vida gris con sus torpezas de cachorrita, y desde entonces es mi ángel de cuatro patas.”

Si quieres que tu peludo también salga en nuestro blog, puedes contarnos su historia en el email luquitalaloca@gmail.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *