Vacunación del cachorro

Nuestro perro puede sufrir numerosas enfermedades contra las cuales debemos vacunarle si no queremos llevarnos ningún susto. Estas vacunas cobran especial importancia cuando se trata de cachorros, ya que sus sistema inmunitario aún no está del todo desarrollado.

¿Qué calendario de vacunación debe llevar un cachorro?

Este calendario de vacunación es aproximado y puede variar ligeramente dependiendo del veterinario:

6 semanas: Vacuna Puppy (Moquillo y Parvovirus). Esta vacuna se pondrá si el cachorro está destetado. Sin embargo, si el cachorro aún toma leche materna, hay veterinarios que deciden eliminarla del calendario de vacunación, pues la vacuna puede interferir con los anticuerpos maternos y no tiene efectividad.

8 semanas: Polivalente (Parvovirus, Moquillo, parainfluenza, hepatitis y leptospirosis)

12 semanas: Refuerzo Polivalente

16 semanas: Rabia

Se recomienda que el cachorro no salga a la calle hasta que se le haya inyectado el refuerzo de la vacuna polivalente porque aún corre riesgo de infecciones, pero esta recomendación puede variar de unos veterinarios a otros. Algunos coinciden en que, de cara a la socialización temprana del cachorro, una vez puesta la Polivalente el cachorro ya puede salir a la calle en brazos y pasear por zonas donde no haya orina ni heces de otros perros.

¿De qué enfermedades protegen las vacunas?

  • Parvovirus: Es una enfermedad vírica muy contagiosa y que puede ser letal. Suele ser más común en cachorros no vacunados pero puede llegar a afectar a cualquier perro. Ataca normalmente al sistema gastrointestinal o a los glóbulos rojos, aunque en los casos más graves puede afectar al músculo cardíaco.
  • Moquillo o Distemper canino: Enfermedad causada por un virus de la familia paramixoviridae que afecta al sistema digestivo, aparato respiratorio e incluso al sistema nervioso. Es más fácil que afecte a cachorros o perros sin vacunar . En casos en los que el tratamiento comienza con la enfermedad avanzada, es muy probable el fallecimiento del animal o, en caso de sobrevivir, suele mostrar problemas de comportamiento o movilidad al verse afectado el sistema nervioso.
  • Parainfluenza: Esta enfermedad también es causada por un virus de la familia paramixoviridae y forma parte del conjunto de patógenos que causan la Traqueobronquitis infeccionsa (Tos de las perreras). Esta enfermedad afecta al aparato respiratorio del perro afectando a las células de la mucosa nasal, los bronquios, bronquiolos, tráquea y ganglios linfáticos peribronquiales.
  • Hepatitis infecciosa (enfermedad de Rubarth): Esta enfermedad está causada por el virus denominado Adenovirus del tipo I y afecta principalmente a perros jóvenes menores de 2 años. Se transmite a través de la orina, las heces o la saliva de un perro afectado. En caso de afectar de forma aguda, el fallecimiento del animal puede darse en pocas horas.
  • Leptospirosis: Enfermedad causada por una bacteria llamada Leptospira. El contagio se produce cuando ésta bacteria entra en contacto con las mucosas (nariz, boca y ojos) o con una herida abierta. Si la bacteria no es eliminada por el sistema inmune del animal, afectará al hígado y al riñón pudiendo causar un fallo renal.

Consulta a tu veterinario

Para evitar que nuestro cachorro se pueda ver afectado por alguna de estas enfermedades, que como ya hemos visto pueden ser mortales, es muy importante seguir las recomendaciones de nuestro veterinario: Cumplir el calendario de vacunación y no exponer al cachorro hasta que esté protegido.

Cada veterinario puede variar este calendario de vacunación para adaptarse a la situación de cada zona y para cumplir la legislación que puede variar en cada comunidad autónoma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *