¿Qué hay detrás de los vídeos ”graciosos” de perros y gatos?

Cada día encontramos por Internet muchos vídeos de animales y concretamente los de gatos suelen ser de los más buscados. Algunos de ellos nos muestran historias de rescates, otros momentos adorables pero muchos son armas de doble filo… Hay vídeos que se consideran graciosos, pero en el fondo implican una situación de mucho estrés para el animal por lo que a los que convivimos con perros y gatos nos horrorizan y, sin embargo, suelen ser todo un éxito en las redes.

Vídeos de sustos

Posiblemente os sonarán los famosos vídeos de los pepinos en los que los gatos saltaban o corrían como alma que lleva el diablo al encontrarse con esta hortaliza. Más recientemente, he encontrado otro en el que un perro intenta comer en un recipiente que se mueve cada vez que se acerca asustándolo.

Nuestros perros y gatos consideran nuestra casa su hogar, su lugar seguro en el que pueden estar tranquilos y confiados. Al enfrentarlos a estas situaciones, esta sensación de tranquilidad se ve afectada pudiendo causarles estrés o incentivando ciertos miedos que posteriormente pueden derivar en problemas de comportamiento.

Situaciones estresantes

En ocasiones vemos a perros y gatos en situaciones incómodas pero sin posibilidad de escape. Hoy mismo he descubierto un vídeo en el que dejan a un gato adulto en una cerca con varios cachorros de perro que se echan encima de él y, pese a que intenta salir, no lo consigue. En este caso el gato no reacciona de forma agresiva, pero se ve claramente como no se encuentra a gusto en esa situación.

Otras veces vemos vídeos de perros en posiciones que pueden parecer graciosas, como tumbado tripa arriba y mirando con cara de pena. Normalmente suelen emplear simultáneamente más señales de calma que podemos detectar fácilmente si estamos un poco familiarizados con ellas.

También encontramos otros en los que los animales llevan accesorios de ropa que les incomodan claramente, como los famosos vídeos de perros andando raro con botas o gatos con ropa que no se mueven por la incomodidad.

Evitemos estas situaciones

Debemos evitar estas situaciones que suponen un momento de mucho estrés para nuestros perros y gatos, sobre todo para aquellos con un carácter más asustadizo. El enfrentarse a ello en nuestra casa, un lugar que ellos consideran seguro, puede llevar a la aparición de medios o problemas de comportamiento.

Si tu perro o gato necesitan utilizar algún accesorio como por ejemplo botas para evitar las quemaduras en la nieve, un jersey, etc. Te recomiendo que le vayas acostumbrando a ello de forma relajada y con refuerzos positivos para que se familiarice con ello y no le afecte de forma negativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *