Xena, una princesa ya no tan guerrera

Hoy os hablamos de Xena, una gatita carey con una historia muy especial. Seguimos su caso en Instagram desde hace un tiempo gracias a Ana, su actual casa de acogida.

Quiero destacar el increíble trabajo que ha realizado Ana y su compañero de piso en este caso tan especial. Esta historia nos muestra que ningún caso es imposible, que con cariño y paciencia cualquier animal puede superar sus traumas.

¡Muchas gracias Ana! De parte de todos los amantes de los animales, eres todo un ejemplo a seguir.

Trabajar con un animal así no es fácil, es necesaria paciencia y dedicación. Pero es una recomensa enorme ver una mejora tan grande como la que Xena ha mostrador en el tiempo que lleva en su casa.

Podeís seguir su avance en el Instagram de su casa de acogida.

La historia de Xena

Xena apareció el día 10 de marzo de 2015 en una oficina de Meixofrío (Santiago de Compostela). No era capaz de salir y los trabajadores llamaron a la protectora SOS Animalia, que se dedica principalmente a rescatar gatos, promover una adopción y la tenencia responsable y practican el Método CES.

Fue complicado sacarla de allí ya que estaba muy asustada y arañó y mordió a todo el mundo. Por dar tanta guerra la llamaron Xena

Captura

Pasó el tiempo y Xena empezó a tener problemas para adaptarse a sus casas de acogida: maullaba por las noches, se pasaba todo el día escondida…

SOS Animalia empezó en agosto del año pasado un programa de apadrinamientos, en el que pagando desde 50€ al año, ayudas al gato que escojas. Este programa se creó para gatos que tuviesen algún problemilla (Inmunitos, insuficiencia renal), en el caso de Xena, un carácter asustadizo. De todos los gatos que se podían apadrinar elegí a la única carey porque me recordaba a Nina.

9bde4fbd-345f-4659-ab94-72fad0c1b9e1

A finales de abril de este año, al ver que a Xena le era difícil encontrar una casa de acogida, decidí acogerla yo misma y el día 30 llegó a nuestra casa.

Estaba muy asustada, arañaba y mordía a quien la tocaba, maullaba sin parar… Pensé que esto se me quedaba muy grande. Pero luego empecé a entender que lo que le pasaba es que estaba muerta de miedo y empecé a dejarla un poco más a su aire.

Le puse cajas, camitas y hasta un rascador pequeño en el baño para que pudiese esconderse. Había tenido una buena experiencia con la feromona facial en spray Feliway y esta vez compré el difusor.

Noté que, a los pocos días de colocar el difusor, Xena dejó de maullar por las noches. Luego dejó de esconderse, sobre todo en presencia de nuestros gatos. Corría a frotarse contra ellos, les hablaba…

También nos habían dicho que Xena no jugaba, lo intentamos con una cañita, pero ella apenas se movía para cogerla. Un día, estaba jugando con Nina con un cordón (solía ser el asa de una bolsa) y Xena se animó a unirse.

Desde ese día, Xena no ha parado de jugar. Es increíble verla tan activa en su faceta de cazadora después un mes escondida.

Otra cosa que creo que me ayudó bastante fue comenzar a darle un pienso veterinario con alpha-S1 caseína y triptófano (Royal Canin Calm) que me recomendaron en mi clínica.

Desde este momento, Xena deja que la peinemos (de hecho, lo adora) y empieza a permitir que le acaricie la espalda.

Captura

Estamos asombrados con los progresos que ha hecho Xena con paciencia, cariño y un poquito de ayuda extra. Es una gata que necesita un hogar especial, donde entiendan su forma de ser, no es una gata que puedas achuchar pero sí una con la que podrás jugar horas.

Se lleva genial con el resto de gatos, es tan empalagosa con ellos (siempre frotándose e intentando lamerlos) que la aceptan por pesada.

Y, después de todo lo ocurrido se merece encontrar un buen hogar. Si alguien se anima sólo tiene que escribir a contacto@sosanimalia.com o llamar al 688 977 699. La tasa de adopción es de 50 € y se entrega esterilizada y vacunada de la triple felina. Se realizará entrevista previa y seguimiento posterior.

Segundas oportunidades

Recuerda que si conoces algún peludo que este buscando adopción y quieres que compartamos su historia, puedes escribirnos a nuestro email luquitalaloca@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *