gata tricolor

Cinco curiosidades sobre los gatos que tal vez no conozcas

Los gatos viven entre nosotros desde siempre. Al principio merodeaban en los primeros asentamientos buscando alimento y años más tarde los dejamos entrar en nuestros hogares. Aún así, después de tanto tiempo, hay muchas cosas que no solemos saber de ellos. Hoy te cuento cinco curiosidades sobre los gatos que tal vez no conozcas.

Bigotes de gato

Los bigotes de gato llamados vibrisas se encuentran, no solo en los laterales de su cara, si no también en las cejas, barbilla y también detrás de sus patas.

Son mucho más gruesos que el pelo normal y se introducen mucho más en la piel llegando a las terminaciones nerviosas para aportarles mucha información extra:

  • Calcular el espacio: Gracias a las vibrisas los gatos pueden calcular el espacio detectando si pueden pasar o no por lugares estrechos evitando así quedarse atrapados.
  • Vibraciones: Detectar vibraciones les permite cazar mejor pese a las limitaciones visuales.
  • Comunicación: La posición de los bigotes nos puede indicar como se siente nuestro gato y les ayuda a comunicarse entre ellos. Si los mueven hacia delante, por ejemplo, lo podemos interpretar como una señal de saludo.

El maullido está dedicado a los humanos

El maullido del gato suele estar dedicado principalmente a comunicarse con nosotros ya que entre ellos utilizan otros métodos como la posición de la cola, de las orejas o de los bigotes.

Las personas que convivimos con gatos poco a poco vamos diferenciando los distintos sonidos que emite y que quiere decirnos con cada uno: si nos saluda, quiere mimos, tiene hambre o está molesto.

Tricobezoares

Las bolas de pelo que expulsan los gatos por la boca se llaman Tricobezoares. Pese a que muchas personas que conviven con gatos piensan que esto es un comportamiento normal, realmente no debería ocurrir a menudo.

Si nuestro gato suele vomitar bolas de pelo debemos aumentar los cepillados o mejorarlos, evitando la ingesta de pelo al lamerse, y revisar su alimentación aumentando la cantidad de fibra.

Si el pelo se acumula en el aparato digestivo y no lo expulsa en las heces o en forma de bola de pelo se puede crear una obstrucción que puede ser muy peligrosa llegando incluso a poner en riesgo la vida del gato.

El sexto sentido de los gatos

¿Te has fijado en que algunos gatos se quedan con la boca semiabierta tras oler algo? Este comportamiento, denominado reflejo de Flehmen, se da cuando están utilizando el órgano vomeronasal que les ayuda a obtener mucha información.

Ciertas moléculas obtenidas mediante el olfato y el gusto pasan por el órgano vomeronasal cuando la lengua presiona el paladar y este las analiza y manda la información al cerebro pudiendo saber así si una gata esta en celo, si otro gato a pasado por allí, la edad que tenía…

El ronroneo no siempre es felicidad

Solemos asociar el ronroneo de un gato con un estado de felicidad, pero esto no es así. Este sonido, que aun no se ha descubierto como emiten, tiene una función tranquilizadora para el gato (y se ha descubierto que también funciona en humanos).

Normalmente lo emiten cuando están a gusto, es habitual escucharlo cuando les estamos acariciando o están tumbados encima de nosotros, pero también les sirve para regular los niveles de estrés o lo utilizan para tranquilizarse cuando tienen dolor.

Si nuestro gato está ronroneando más de lo habitual tal vez debamos pasar por el veterinario para hacerle un chequeo y comprobar que todo va bien.

¡Nunca dejan de sorprendernos!

gata durmiendo

¿Conocías estos datos sobre los gatos? Pese a que llevan muchos años conviviendo con nosotros hay muchos datos que no se suelen conocer, incluso entre los que convivimos con ellos.

Si conoces algún otro dato curioso te animo a que nos lo cuentes en los comentarios o en nuestras redes sociales.

2 comentarios sobre «Cinco curiosidades sobre los gatos que tal vez no conozcas»

  1. Tengo dos gatos y esta esta información me ha resultado muy útil, muchas gracias por compartirla! Me encanta hacer fotos a animales así que siempre intento tranquilizarles antes, durante y después de las sesiones para que estén lo más cómodos posibles.

  2. Me ha encantado su artículo. Hace pocos días leía que una investigación revelaba que los gatos nos entienden y saben cómo les llamamos por su nombre. Que no nos atiendan no es porque no nos entiendan… Es porque no quieren. Qué cosas… Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.