niños playa

Imprescindibles para ir con niños y perros a la playa

Salir de casa con un niños es a veces una locura ¡E ir a la playa más!. Empiezas a preparar ropa, pañales, accesorios… Y parece que no acabas nunca. Las ventajas de la maleta de verano es que la ropa ocupa mucho menos, pero hay algunos accesorios imprescindibles que no podemos olvidar si vamos con niños y perros a la playa.

Accesorios para ir con niños a la playa

Cuando vamos por primera vez con niños a la playa nos surgen muchas dudas, la principal ¿A qué edad pueden ir? En principio no hay restricción de edad para ir a la playa pero debemos tener en cuenta que a los menores de 6 meses no debe darles el sol y durante los dos primeros años debemos limitar la exposición.

Si queremos ir con un niño pequeño a la playa aprovecharemos la primera hora de la mañana y las últimas horas de la tarde y emplearemos protecciones físicas cómo ropa y sombrillas de protección solar. Hoy te cuento las cosas que nunca faltan en nuestra bolsa de la playa desde que Bastian nació:

Crema solar con filtros físicos

A los bebés menores de 6 meses evitaremos darles crema, además no deberían necesitarla porque no se recomienda que estén expuestos al sol en ningún momento. Pasada esa edad y hasta los 3 años lo ideal es utilizar protectores solares que lleven filtros físicos cómo el de FreshlyKids o Isdin Pediatrics Mineral.

Estas cremas son un poco espesas, pero estamos garantizando una buena protección solar para los peques de casa. Pediatra Anna Estape tiene un post muy interesante sobre protección solar en bebés y sobre como aplicarla.

Toldo con protección solar

En nuestras primeras vacaciones con Bastian descubrimos los toldos de Fatboy como sustituto de la sombrilla y comprarlo fue un acierto total. Cubre un espacio mucho mayor y además filtra hasta un 95% de los rayos UVA y UVB.

Otra ventaja que tiene es que ocupa y pesa muy poco. Yo suelo llevarlo en la bolsa de la playa, y al ir clavado al suelo con 4 puntos de sujeción aguanta el viento hasta 40 km/h.

Ropa de protección solar

Tanto Bastian como Tristán llevan bañadores y gorro con protección solar UPF50. Lo bueno de la ropa es que están protegidos en todo momento, mientras que la crema va perdiendo su eficacia con el paso de las horas y también con el agua.

Existen bañadores de cuerpo entero, pero mi recomendación es que elijáis opciones con camiseta y pantalón. Son mucho más cómodos de poner y para hacer cambios de pañal si hace falta. En Tutete, Decathlon y HM podéis encontrar bastantes opciones.

Toalla XXL

Cada vez que íbamos a playa o piscina con Bastian, y ahora que está Tristán aun más, alguien acababa fuera de la toalla así que decidí buscar una más grande. Justo conseguí una oferta en Privalia de una toalla de 155×175 que ahora podéis comprar en la web de la marca de oferta.

Otra alternativa es utilizar una manta de camping que os puede servir también si hacéis escapadas al campo. Nosotros este año utilizaremos ambas para tumbarnos y llevaremos toallas ligeras para secarnos.

Bandolera ligera

Cuando fuimos con Bastian a la playa por primera vez teníamos claro que no íbamos a bajar la silla. Cómo somos muy fans del porteo busqué una opción ligera y que no se estropease con el agua y la arena.

Con Tristán hemos hecho lo mismo y repetiremos con la Minimonkey, una bandolera ligera que sirve desde el nacimiento hasta los 15kg. Cuando son un poco más grandes, podéis buscar otras opciones que pueden ser más cómodas como la bandolera sukkiri.

Tienda protección UV con piscina

Una tienda con protección UV puede ser útil dependiendo a la zona donde viajes. Si tu destino es el mar cantábrico no te lo recomiendo, suele haber más aire que puede levantarla y el agua del mar esta más fresca, por lo que si el bebé es pequeño posiblemente no se bañe.

Sin embargo, si vas al mediterráneo, me parece una opción ideal para bebés pequeños de 6 meses en adelante. Tiene protección UV y a la vez puedes cavar un pocito en la arena y llenarlo de agua, que en esa zona suele estar más calentita.

Accesorios para ir a la playa con perros

Puede parecer que nuestro perro no necesita nada para ir a la playa, pero debemos tener ciertas precauciones especiales también con ellos y hay varias cosas que no pueden faltar en nuestra mochila.

  • Agua fría para toda la familia: Cuando estamos expuestos a temperaturas elevadas es esencial mantenernos bien hidratados. Debemos ofrecer continuamente agua a nuestros peques y a nuestro peludo. Un bebedero plegable puede ser muy útil para ello.
  • Crema de protección solar: Efectivamente, nuestro perro también se puede quemar pese a su pelo. Una crema de protección solar puede ayudarnos sobre todo en las zonas más desprotegidas como la tripa, la trufa…
  • Toalla de microfibra: Después de pasar por la playa conviene bañar bien a tu perro, puedes darle un poco de agua para aclarar y después bañarlo en casa. Si va a subir al coche después, te convendrá tener a mano una toalla que le quite gran parte de la humedad.
  • Suero: La arena en los ojos puede ser muy molesta para todos, por lo que llevar suero en monodosis puede ser un acierto tanto para tu peludo como para el resto de la familia.

Además, el sol y las altas temperaturas pueden afectar a nuestro perro por lo que también evitaremos con ellos las horas centrales de sol y la exposición constante.

Las playas en las que dejan entrar a nuestros peludos no son siempre las mejores… Muchas están apartadas, tienen difícil acceso o son playas de piedra. Mi recomendación es que si vas a viajar a un lugar de playa con tus peques y tu perro investigues un poco primero como es la playa.

Para nosotros los dos lugares de playa que más nos han convencido hasta ahora para ir toda la familia son Noja, que tiene una playa de perros muy buena, e Ibiza, que las playas de perros son horribles pero puedes escaparte a las calas donde no haya mucha gente para disfrutar toda la familia.

A la playa con lo imprescindible

juguetes plegables playa

Llevar pocas cosas a la playa con niños parece misión imposible pero si intentamos ajustarnos a lo que vamos a utilizar realmente y buscamos alternativas que ocupen poco podemos reducir mucho la mochila. Algunos ejemplos que hemos visto:

  • La sombrilla miasun ocupa mucho menos que una sombrilla normal y no pesa apenas.
  • La bandolera ligera nos evita tener que llevar una sillita o carrito
  • Podemos llevar una toalla grande para todos y toallas ligeras para secarnos en lugar de una toalla cada uno
  • Podemos buscar juguetes de playa plegables que nos quepan fácilmente en la mochila

¿Tienes algún truco para llevar menos cosas a la playa? ¿Algo que para ti sea imprescindible? Te animo a que me lo cuentes en comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.