¿Cómo elegir los mejores juguetes para tu perro?

El juego es esencial para nuestro perro y compartir un rato de diversión con él a diario puede ayudarnos a tener una mejor conexión con él. Para aprovechar al máximo esos ratos lo ideal es buscar los juguetes para perro perfectos para nuestro peludo.

Tipos de juguetes para perro

Peluches

peluche perro

Estos juguetes son los más típicos, junto con las pelotas, pero no aptos para todos los perros. Si a tu peludo le duran cinco minutos y acaban rotos tras un pequeño tiempo de juego es mejor que busques otra alternativa porque puede tragarse algún trozo y necesitar atención veterinaria.

A Lucca sin embargo le encantan y le duran siglos. Tiene preferencia por aquellos que tienen pitido y no pesan mucho para poder lanzarlos por los aires. Debemos revisarlos cada cierto tiempo para comprobar que se encuentran en buen estado y, si es necesario, renovarlos.

Pelotas

pelota perro

Otro clásico de los juguetes para perro con el que debemos tener cuidado porque algunos perros llegan a obsesionarse. Lo ideal con el juego, sea del tipo que sea, es realizarlo de forma moderada y añadiendo señales para indicar cuando empezamos y cuando acaba.

Debemos buscar pelotas aptas para perro (no servirán las de tenis u otras que tengamos por casa porque pueden ser peligrosas) y con el tamaño y dureza adecuadas para nuestro perro. Esto evitará que pueda partirlas con facilidad o tragárselas.

Rellenables

juguete rellenable

Los juguetes rellenables son un buen aliado para trabajar algunos problemas de conducta ya que mantienen al perro centrado y estimulan su olfato y su mente.

Podemos encontrar modelos con dificultad diferente y también más o menos duros. En el caso de los cachorros o de los perros con mucha fuerza debemos elegir aquellos que no rompan con facilidad para que no pueda ingerir ningún trozo.

Cuerda

juguete cuerda

Los mordedores de cuerda nos dan mucha variedad de juego si a nuestro perro le gustan. Podemos hacer actividades de búsqueda (escondiéndolos por casa), lanzarlos y juegos de tira y afloja.

Esta última opción tiene numerosos beneficios como el fortalecimiento de los músculos de la mandíbula y el aprendizaje de la inhibición de la mordida.

Juguetes de olfato

Para nosotros un básico en casa son los juegos de olfato y de inteligencia. Estos juguetes podemos comprarlos o hacerlos de forma casera y servirán para estimular la mente y el olfato de nuestros peludos que, como ya hemos visto, es un gran herramienta para mejorar nuestra relación con ellos y evitar problemas de conducta.

Si no estamos familiarizados con ellos lo ideal es comenzar con alguno fácil, como la alfombra de olfato, e ir aumentando la dificultad poco a poco. Al principio es posible que nuestro perro necesite algo de ayuda por nuestra parte pero poco a poco irá cogiendo práctica.

Mordedores

Esta categoría puede entrar como juguetes o como snack. Los mordedores o masticables son grandes aliados para ayudar a nuestro perro a relajarse en situaciones de estrés así como para fortalecer su mandíbula y mantener los dientes limpios.

Mi recomendación es huir de los huesos prensados y optar por huesos recreativos o similares porque son más seguros.

¿Qué opción elegir?

Nosotros conocemos a nuestro perro y sus preferencias de juego y, en función de eso, podemos elegir unas u otras opciones. A Lucca por ejemplo le encantan los peluches pero ignora totalmente las pelotas y juguetes de cuerda.

Los juegos de olfato y juguetes rellenables sin embargo son un buen recurso en todos los casos y, aunque nuestro perro no esté habituado a ellos, podemos irlo acostumbrando poco a poco ayudándolo al principio a conseguir los premios.

¿Qué juguetes son los preferidos de tu peludo? ¡Cuéntamelo en comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.