láser perro gato

La terapia láser para perros y gatos

Hace ya tres años que operamos a Zelda de la cadera y, tras la cirugía, no quería andar lo que hizo que perdiera mucha masa muscular y tuviese dolores. Gracias a la fisioterapia conseguimos que volviese a hacer vida normal y a través de ella descubrimos la terapia con láser para perros y gatos.

¿Qué es la terapia láser?

gata cirugía

La terapia con láser consiste en aplicar una luz que penetra en los tejidos provocando la fotobioestimulación que estimula a las células haciendo más rápida la recuperación y libera endorfinas que reducen el dolor.

Podemos destacar cuatro efectos clínicos de la terapia láser: bactericida, antinflamatorio, analgésico y bioestimulador. Se puede utilizar para tratar traumatismos articulares, heridas, inflamaciones e infecciones. También es especialmente útil en rehabilitaciones post quirúrgicas y ortopédicas, así como antes de la cirugía para acondicionar tejidos.

Es útil tanto para tratar el dolor agudo (esguinces, tendinitis…) como para el dolor crónico (artrosis, displasia de cadera) que era el caso de Zelda. También se puede emplear en casos de dermatitis, otitis o estomatitis acelerando la curación.

Al ser un tratamiento no invasivo e indoloro que se aplica fácilmente, suele aceptarse muy bien por nuestros perros y gatos ¡Zelda se quedaba dormida en las sesiones!

Ventajas del láser en perros y gatos

perro láser

La fisioterapia en perros y gatos, que emplea entre otros la terapia láser, es una gran desconocida pero puede ayudarnos muchísimo. Se puede utilizar tanto en dolencias crónicas, como la artrosis, como para ayudar a acelerar la recuperación de otras lesiones.

En el caso de Zelda, la fisioterapia fue clave para su recuperación. La combinación de varias técnicas ayudó a acelerar la cicatrización, aumentar la masa muscular, descontracturar la espalda (qué había forzado para evitar apoyar la pata operada) y reducir el dolor.

Todo ello ayudó a que ella se moviese más y pudiésemos incluir ejercicios en su rutina diaria. Posteriormente, las sesiones de fisioterapia nos han permitido reducir la medicación que toma limitándola a momentos de mucho dolor en los que ha tenido alguna caída o golpe.

¿Habéis probado la terapia láser con vuestros perros o gatos? Te animo a contarme tu experiencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.