perra sonriendo

Descubre las ventajas de viajar en Ferry con tu perro

Se acerca el verano y este año espero que el virus empiece a remitir y nos permita disfrutar de unos días de descanso así que, siendo optimistas, ya estamos pensando en las vacaciones. Siempre que podemos nos gusta viajar con Lucca y cada vez son más los destinos petfriendly con alojamientos, hostelería y comercio que nos permiten acceder con nuestro peludo, pero muchas veces el problema reside en el transporte. Nosotros hemos encontrado una forma muy cómoda de movernos todos juntos, ¡viaja en ferry con tu mascota!

¿Qué opciones de transporte tenemos?

ferry

Cuando nos planteamos viajar con perro podemos encontrar muchas limitaciones.

  • En la mayoría de autobuses no se aceptan animales o tienen que viajar con las maletas, algo que yo descarto totalmente.
  • Si el perro pesa menos de 10kg está la opción del tren, pero Lucca pesa 14 y no la admiten.
  • En el avión ocurre como en el autobús, en la mayoría de las compañías el animal tiene que ir en bodega, algo que tampoco veo viable para unas vacaciones.
  • El coche es una opción muy cómoda, ya sea el propio o un coche de alquiler que admita animales, pero hay algunos destinos a los que no podemos acceder en coche o el trayecto es muy largo.
  • El ferry para nosotros ha sido todo un descubrimiento porque puedes llevar a tu perro (luego veremos cómo) y también tu coche, lo que te ayuda a moverte en la zona de destino.

¿Cómo son los viajes en Ferry?

Las condiciones para viajar con nuestro perro en Ferry dependerán de la compañía y del buque en el que viajemos, pero hoy vamos a ver de forma genérica las opciones que podemos encontrar:

Trayecto en jaula o espacio habilitado

Muchas compañías tienen una zona habilitada para animales con jaulas, zona de eliminación que suele ser un pequeño césped artificial y bancos para sentarse. Consulta bien donde se encuentran las jaulas en tu buque porque si están situadas en la zona de parking no podrás acceder a ellas durante el viaje ni permanecer con tu perro.

Si tu peludo se queda tranquilo puedes dejarlo en la jaula y algunos buques cuentan incluso con cámaras para que lo tengas vigilado desde tu butaca. Esto es ideal si los viajes son largos porque, dependiendo de las condiciones climáticas, en la cubierta puede hacer frío. Las jaulas suelen estar en una zona climatizada pero el espacio para permanecer con ellos está en el exterior.

Si esta es la opción que vas a elegir te dejo dos consejos:

  • Si es un trayecto largo o tu perro va a estar en la jaula: Practica con el la calma (puedes hacerlo en un trasportín) y evita esta opción si tu peludo tiene ansiedad por separación. Cuando vayas a dejarlo puedes estar un rato con él hasta que se calme y quiera entrar en la jaula, esto es conveniente sobre todo si al inicio del viaje hay mucho ajetreo de gente y animales.
  • Si vas a quedarte con él intenta buscar los buques más rápidos que tienen trayectos más cortos. Para ir a Ibiza desde la península, por ejemplo, algunos buques salen de Barcelona y el viaje dura 8 horas y otros salen de Denia y solamente son 2 o 3 horas en el ferry.

Viaje en camarote

Esta opción, que desde el año pasado es algo más fácil de encontrar, es la ideal. Podrás viajar con tu perro dentro del camarote y estar con él en todo momento. Si tu perro se pone muy nervioso estando solo y el viaje es largo yo buscaría aquellos buques que te permitan viajar de este modo.

Consulta las condiciones

perro en ferry

Lo ideal es que, una vez elegidas las fechas y el destino de tu viaje, revises que ferrys son los que realizan el trayecto y consultes las condiciones de cada uno sobre el viaje con animales. Revisa donde deberá ir tu perro, como será el embarque y desembarque, la tarifa que aplican y la documentación que necesitarás.

¿Has viajado en ferry con tu perro alguna vez? Te animo a que me cuentes tu experiencia en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *