Laberinto de premios

La mayoría de vosotros ya conocéis los juguetes portagolosinas. Como Lucca les pilla el truco enseguida, decidimos cogerle un laberinto de premios cuando estuvimos en Espacio Fiera en Madrid.

Este juguete, de ”Nina Ottosson”,  cuenta con un laberinto interno. Tenemos que colocar los snacks en el agujero central y nuestro perro tendrá que hacer que el juguete se tambalee y ruede para conseguir que los premios salgan por alguno de los laterales.

Al ser de plástico, los golpes al jugar se verán amortiguados y no será tan molesto. Además, es un juguete resistente, por lo que podemos dejárselo tranquilamente a nuestro peludo cuando nos vayamos de casa.

Aquí os dejamos un vídeo de Lucca disfrutando del juguete. Aunque enseguida le cogió el truco, hemos ido aumentando la dificultad introduciendo chuches más grandes que tardan más en hacer el recorrido.

 Y vosotros ¿Tenéis algún juguete de este tipo? ¡Contadnos vuestra experiencia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *